Liderando en medio de una Crisis: Lecciones de Nehemías


Mũndara Mũturi es Director Ejecutivo Asociado para las Regiones y Director para Desarrollo de Liderazgo. El vive en Kenya.


La pandemia del COVID-19 ha sacudido nuestro mundo entero como nada más en la memoria viviente. ¿Como se puede liderar al pueblo de Dios en Su misión en tiempos como estos? Nehemías provee lecciones valiosas, especialmente en una crisis como la nuestra, donde la carga de información no tiene barreras y resulta difícil discernir a que ponerle atención y en base a que actuar.

Recolectar información fidedigna

En tiempos de crisis, los lideres pueden sentirse tentados (como todos los demás) a atrincherarse y mantenerse a salvo. Nehemías pudo haber hecho lo mismo, ya que él vivía cómodamente en una fortaleza lejos de Jerusalén. Pero cuando los visitantes llegaron, el buscó información confiable sobre la situación de regreso en casa. Ellos me respondieron: «…están enfrentando una gran calamidad y humillación. La muralla de Jerusalén sigue derribada, con sus puertas consumidas por el fuego». (Neh. 1:3)

Si Nehemías estuviese vivo hoy, yo pienso que el buscaría información sobre COVID-19 de fuentes confiables como agencias gubernamentales y agencias multilaterales como la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, la información, sola, no es suficiente. Nos puede dejar temerosos y confundidos sobre el mejor curso de acción que debemos tomar.

Debes orar y movilizar a otros a la oración

Como líderes, queremos actuar cuando nos golpea la crisis. La primera acción de Nehemías fue la de derramar sus preocupaciones a Dios: «me senté a llorar; hice duelo por algunos días, ayuné y oré al Dios del cielo.» (Neh. 1:4) quebrantado delante de Dios, el confesó sus propios pecados y los de sus ancestros. El siguió el ejemplo del rey David 500 años antes, quien enfrentó una crisis expresando su angustia en oración: «Estoy ardiendo de fiebre; no hay nada sano en mi cuerpo. Me siento débil, completamente deshecho; mi corazón gime angustiado.  Ante ti, Señor, están todos mis deseos; no te son un secreto mis anhelos.» (Salmos 38:7-9) Ester, quien como Nehemías servía en el palacio de un rey pagano, también movilizó a otros a orar y ayunar.

La comunión de Nehemías con Dios, no solamente le permitió enfrentar su angustia. También lo habilitó para evaluar la importancia de la información que acababa de escuchar sobre Jerusalén y para discernir las implicaciones para si mismo.

Un Nehemías moderno se daría cuenta rápidamente de que ninguno de nuestros refugios modernos – los planes, el dinero, el poder o la tecnología – pueden ser confiados para remediar la situación. COVID-19 ha mostrado que cada uno de estos refugios son inadecuados. Nehemías nos anima a orar y a expresar nuestra confianza en Dios y en su habilidad de calmar el mar y la tormenta, o calmarnos a nosotros pada que podamos sobrellevarlo.

Comunica y comparte información

Mas allá de hablar con Dios, Nehemías tenia otras audiencias a quienes dirigirse. El le dijo al Rey sobre la crisis y los recursos que necesitaba para enfrentarla. Sus hechos eran precisos y su petición para solicitar la ayuda del rey era clara. Mas tarde, Nehemías comunicó su visión y la solución a los ancianos y al pueblo de Jerusalén. Y también tena un mensaje destino, pero igual de claro para la oposición.

Además de Dios, ¿quiénes son las otras audiencias con las cuales necesitas interactuar? ¿Quiénes son las personas afectadas por la crisis?, así como aquellos quienes pueden proveer ayuda: miembros del personal, sus familiares, iglesias, oficiales de salud, ¿otras agencias y a aquellos que tienen intereses en vuestra organización? Cada uno puede necesitar un canal diferente de comunicación, pero todos requieren información relevante que sea transparente, honesta y tranquilizadora. Esto ayuda a disipar el temor, y a construir confianza y esperanza, para proveer orientación y dirección, y en última instancia para salvar vidas.

Como un Nehemías contemporáneo, necesitamos comunicar lo que nuestras organizaciones están haciendo para enfrentar la situación, indicar a donde pueden recibir ayudas las personas, y hacerles saber cuando y como pueden esperar que esa información sea actualizada.

Debes estar disponible y accesible

Debido a que Nehemías trabajaba a lado de las personas para reconstruir los muros de Jerusalén, obtuvo información de primera mano sobre el inminente ataque enemigo. El inmediatamente movilizó a los nobles y al resto de las personas antes que el ataque sucediera: «¡No les tengan miedo! Acuérdense del Señor, que es grande y temible, y peleen por sus hermanos, por sus hijos e hijas, y por sus esposas y sus hogares». (Neh. 4: 14) El último verso del capítulo 4 es instructivo para los lideres: «Ni yo ni mis parientes y ayudantes, ni los de mi guardia personal, nos desvestíamos para nada: cada uno de nosotros se mantenía listo para la defensa.» (Neh. 4:23) Su compromiso visible se convirtió en una inspiración para la comunidad.

En medio de una crisis, es común que suceda una crisis secundaria. Debido a que Nehemías era accesible al pueblo, pudo aprender que los poderosos estaban oprimiendo a los pobres entre ellos: «reprendí a los nobles y gobernantes: ¡Es inconcebible que sus propios hermanos les exijan el pago de intereses! Convoqué además una gran asamblea contra ellos.» (Neh. 5:6-7) Nehemías le proporcionó confianza y seguridad al pueblo, sabiendo ellos que Nehemías era disponible y accesible, y lidiaba con los problemas abiertamente.

Nehemías reconoció cuan importante es para los lideres el estar visibles y no esconderse en tiempos de crisis. Mientras que no es posible para nosotros el pasearnos por los pasillos de nuestras oficinas institucionales en estos momentos, ¿de que maneras alternativas puedes hacerte visible y accesible a aquellos que estas liderando – para monitorear su salud y bienestar, para ofrecer ánimo y dirección, y para asegurarles que tu estas con ellos en esta situación?

Aprovecha recursos para enfrentar la crisis

Para reestablecer Jerusalén, Nehemías se dio cuenta que tenía que circular recursos para resucitar la economía de la ciudad y para garantizar su defensa. El repobló la ciudad echando suertes entre los judíos que vivían en otros lugares y reasignando a los levitas de Juda para que vivieran con la tribu de Benjamín.

En nuestro día, el COVID-19 nos ha reducido a nuestro común denominado – nuestra humanidad. Ninguna cultura ni clase social ha sido escatimada. Ha infectado a los obreros jornaleros en Delhi así como a líderes mundiales en lugares de poder, al que tiene títulos como al que no los tiene, aquellos que tienen educación así como los que no la tienen. Cuando nosotros, como líderes, recordamos nuestra humanidad compartida, valoramos a las personas con las que trabajamos con mas que con los recursos de nuestra organización. Tal vez necesitemos hacer circular el dinero para salvar vidas y proteger la dignidad humana. Como una Alianza, puede significar mover a personas y recursos financieros a lugares donde son más necesitados. Esto resultara en el fortalecimiento de nuestros vínculos como una Alianza de organizaciones sirviendo en la traducción bíblica.

Debes guiar a las personas hacia Dios

Finalmente, durante tiempos de crisis, Dios les confía a los líderes la responsabilidad de dirigir a su pueblo hacia Él. Una vez los muros fueron reconstruidos, Nehemías hizo equipo con Esdras para enfocar la atención en reconstruir a las personas y regresarlas a Dios. El Torá era leído públicamente e interpretado para que todos lo pudieran entender, resultando en un reavivamiento en la Puerta de Agua.

¿Podría este tiempo de la crisis del COVID-19 ser un llamado a nosotros como líderes para dirigir nuestras organizaciones y la Alianza a experimentar un reavivamiento y una reconsagración a Dios?


Para reflexionar

  • ¿A cuáles fuentes de información estamos dedicando mayor atención?
  • ¿Es generalmente, demasiado, o poco, o la cantidad adecuada?
  • ¿Que estás haciendo con la información que recibes cada día?
  • ¿Como estas dirigiéndote a Dios con lo que estas escuchando y sintiendo?
  • ¿A quiénes necesitas hablarles con regularidad, y cuál es el tema?
  • ¿Como te comunicas con los que lideras?
  • ¿Como podría tu organización redireccionar recursos durante esta crisis?
  • ¿Qué significa el dar testimonia fiel para Cristo en estos momentos?

La Historia de Kennya

«Tienes que hablar con mi padre» Cuando era una joven brasileña, Ke...

Read more

Una aldea romaní transformada

  por Jurek Marcol En 2017, la Asociación de Misioneros Bíblic...

Read more

La Pandemia Impulsa la Innovación en al Área de Consultoría

En lugares donde la traducción de la Biblia siempre ha sido un proces...

Read more