Nuestro poderoso Dios

Podemos hacer nuestros planes, pero el Señor determina nuestros pasos. (Proverbios 16:9)

El Instituto de Lingüística, Alfabetización y Traducción de la Biblia en Ghana, (GILLBT, por sus siglas en inglés) opera basado en los principios de asociación, tanto interna como externa, siendo esta última la modalidad predominante. Sin embargo, en los últimos años iniciamos el proceso hacia un modelo más autónomo, confiando en la dirección de Dios.

Para lograrlo, fue necesario crear medidas estratégicas con el objetivo de volvernos más visibles y ser más viables a nivel nacional. Lo que significó que debíamos adoptar medidas que nos permitieran mantener una mejor comunicación con nuestros socios locales—iglesias, individuos y otras partes interesadas—para asegurarnos de que entendían el ministerio de GILLBT.

Oramos con la firme convicción de que cuando lográramos el objetivo nacional, mejorarían y aumentarían nuestras fuentes de financiación local, y esto a su vez haría a GILLBT más eficiente a nivel internacional.

La Directiva de Avance, con el apoyo del Equipo de Liderazgo Ejecutivo, puso en marcha un plan completo, con el propósito de llevar acabo interacciones en persona con socios locales como las iglesias e individuos dispuestos a apoyar el trabajo de GILLBT.

Después de preparar las estrategias y los planes, y de que estuviéramos listos para empezar a funcionar, el mundo se paralizó casi por completo debido a los efectos devastadores de la pandemia de Covid-19. Nuestros planes se suspendieron de inmediato y dedicamos el tiempo a orar y a escuchar lo que Dios nos quería decir. Durante la pandemia, la mayor parte del personal de GILLBT acudió a la oficina de forma rotativa siguiendo el protocolo del distanciamiento social. El personal trabajaba desde casa cuando no tenía que acudir a la oficina ese día.

No sabíamos qué hacer ni a dónde mirar, aparte de Dios. Nuestra confianza estaba puesta únicamente en el Señor, y nos sentíamos alentados cuando leíamos Proverbios 3:5: «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia». ¡Le pedimos que nos ayudara en los momentos difíciles, y Dios respondió!

En todo el mundo y en Ghana, las organizaciones y empresas despidieron a su personal con el objeto de reducir gastos y seguir operando a pesar de la pandemia y los cierres. Para gloria de Dios, ningún miembro del personal de GILLBT fue despedido, y se pagaron los salarios a tiempo durante el periodo agudo de la pandemia.

Los líderes de GILLBT se pusieron en contacto con sus amigos para informarles de la situación financiera y estos respondieron positivamente. Con la cantidad aportada, pagamos las deudas y cubrimos los costos administrativos hasta el final del año 2021. Estamos muy agradecidos con el Señor por su provisión. Durante este tiempo, clamamos a Dios y nos escuchó. Este es una clara muestra de cómo Dios ‘nuestro poderoso Dios provee’ en tiempos difíciles. Seguimos en la lucha y continuaremos invocándolo (Salmo 50:15).

Últimas actualizaciones

Ver todos los artículos

09/2022 Filipinas

En y a través de una pequeña comunidad

Luego de casi 50 años de trabajo de traducción, el pueblo Barlig en ...

Lea más

08/2022 Africa

En Mozambique la traducción une

Incluso antes de que un solo verso se tradujera, un proyecto de traduc...

Lea más

07/2022 Philippines

El proceso de traducción de la Biblia

El proceso de traducción de la Biblia de Wycliffe Global Alliance en...

Lea más