Una aldea romaní transformada

 

por Jurek Marcol

En 2017, la Asociación de Misioneros Bíblicos (o Wycliffe Polonia) comenzó a trabajar con el pueblo romaní en una aldea del este de Eslovaquia llamada Bezovce. Aquí, como en gran parte de Europa, el pueblo romaní vive en barrios marginales, a menudo rechazados por sus comunidades más grandes, a pesar de que han estado allí durante siglos. Una iglesia local eslovaca incluso puso un cartel en su puerta: Prohibido entrada a los romaníes..

Tres años después, la vida en este pueblo parece diferente porque muchos romaníes abrieron sus corazones a Jesús. Déjenme contarles la increíble historia de cómo Dios hizo que esto sucediera. 

 

Un descubrimiento sorprendente

Durante los últimos 20 años, Wycliffe Polonia ha atendido a los romaníes de Ucrania. Vivían en una gran pobreza que no había visto en ningún otro lugar. Así que ayudamos a organizar un programa educativo y escuelas para los niños gitanos de esa localidad.

Desde nuestra ubicación en Wycliffe, en el sur de Polonia, la ruta más corta hacia Ucrania pasa a través de Eslovaquia, país que también posee una gran población romaní. Durante muchos años, no estuvimos interesados en trabajar entre la población romaní de Eslovaquia. Por un lado, no teníamos los recursos. Por otro lado, pensábamos que como Eslovaquia pertenece a la Unión Europea, las condiciones de vida de los romaníes serían mucho mejores. Estábamos muy equivocados.

En 2017, un pastor de la iglesia pentecostal de la ciudad donde vivo me preguntó si conocía una iglesia que pudiera usar bancas para 300 personas. Su iglesia estaba quitando las bancas y reemplazándolas con sillas. Conocía a un pastor de una iglesia Romaní en Sabinov, Eslovaquia, así que procedí a preguntarle si las bancas le serian útiles.

Me respondió que sí, que estaban construyendo casas de oración en dos pueblos y que necesitaban bancos, 200 en un lugar y 100 en el otro. Uno era el pueblo de Pavlovce. Pronto fuimos allí para conocer al pastor de esta congregación. Nos llevó al pueblo vecino de Bezovce, donde quería iniciar un ministerio.

Roma village, Bezovce, Slovakia

Me sorprendió. Había visto la pobreza de las aldeas romaníes en Ucrania, pero lo que vi en Bezovce fue aún peor. Cerca de una docena de familias romaníes vivían allí. Algunos tenían hasta nueve hijos. Sus casas parecían más bien cobertizos, sin agua corriente ni retretes. Para la electricidad, se conectaban ilegalmente, y de forma peligrosa, a una línea eléctrica que atravesaba el pueblo. Por la noche, los padres y las madres se turnaban: Uno dormía mientras el otro se aseguraba de que las ratas no mordieran a sus hijos que dormían.

Aunque la ayuda humanitaria no es uno de los principales aspectos del ministerio de los Misioneros Bíblicos, sabía que no podíamos abandonar a esta gente. Necesitábamos ayudarlos. Y así comenzó todo.

 

Impacto rápido

Iniciamos llevando ropa, comida, lavadoras viejas descartadas, juguetes para niños y bicicletas. Cuando publicamos fotografías que mostraban las condiciones de vida de los romaníes, las reacciones en Polonia variaron. Algunos pensaron que no se debía ayudar a estas personas, porque esto sólo perpetuaría la pobreza. Otros pensaban que debíamos hacer todo lo posible para ayudarlos a salir del fango físico y espiritual.

Gracias a los fondos proporcionados por este último grupo, pudimos construir casas para seis familias en Bezovce. A la fecha tenemos fondos para construir más.

Mientras mostrábamos al pueblo romaní ayuda, amabilidad y respeto, se abrieron al evangelio. Durante una reunión evangelística al aire libre, cerca de una docena de personas respondieron al llamado y eligieron seguir a Jesús. Hoy en día, casi todo el pueblo romaní viaja regularmente 12 km para asistir a los servicios de culto semanales en Pavlovce. La iglesia apostólica allí es en su mayoría romaní. Uno de los hombres de Bezovce lleva a la gente allí en su coche, haciendo dos o tres viajes de ida y vuelta. Otros toman un autobús local. La gente también se reúne en Bezovce durante la semana para orar y leer la Biblia juntos.

 

Una Aldea Encuentra Esperanza

Una reunión evangelística en Bezovce, Eslovaquia

El pueblo gitano aquí todavía tiene desafíos… sin embargo, muchas vidas han sufrido grandes transformaciones:

  • Donde antes la gente robaba la electricidad, hoy todos están legalmente conectados a la red y cada casa tiene su propio medidor.
  • Donde una vez el dinero que ganaban o los beneficios para niños que recibían del estado se usaban para el alcohol, hoy compran comida.
  • Donde antes los hombres peleaban violentamente, hoy los mismos hombres se paran lado a lado en la congregación y alaban a Dios.
  • Donde antes el pueblo gitano no leía la Palabra de Dios, ni siquiera sabía que tal cosa existía, hoy escudriñan las Escrituras para aprender a vivir para que sus vidas traigan gloria a Dios.

Durante el apogeo de la pandemia, pregunté qué hacía la gente para pasar el tiempo. Una persona respondió: «No podemos salir de la aldea. Nos sentamos en casa y leemos la Biblia».

Aunque muchos romaníes hablan eslovaco con fluidez, ahora tienen el Nuevo Testamento en su propio dialecto, el Bergitka. La traducción fue terminada en 2014 por un equipo de hombres romaníes en cooperación con La Palabra para el Mundo. En 2019, publicaron el Nuevo Testamento en una versión bilingüe romaní-eslovaco. A la fecha, el equipo está traduciendo el Antiguo Testamento. 

 

Una obra de Dios

Nadie había predicado nunca el evangelio al pueblo romaní de Bezovce. El propósito de nuestro ministerio desde el principio fue presentarles a Jesucristo y animarlos a utilizar la Biblia. Y así sucedió. Viendo su pobreza, no los dejamos en la necesidad, y Dios hizo en sus corazones mucho más de lo que podíamos haber pensado.

Nuestro compromiso con este ministerio también ha significado que algunas iglesias en Polonia, que hasta ahora no estaban interesadas en apoyar el trabajo misionero, comenzaron a apoyar nuestro servicio entre los romaní.

Que Dios continúe transformando vidas y dando frutos para su gloria.

 

Jerzy (Jurek) Marcol es el director de la Asociación Misionera Bíblican, una organización de la Alianza Mundial Wycliffe en Polonia.

 

Las organizaciones de la Alianza pueden descargar las imágenes de esta historia.

La Historia de Kennya

«Tienes que hablar con mi padre» Cuando era una joven brasileña, Ke...

Read more

La Pandemia Impulsa la Innovación en al Área de Consultoría

En lugares donde la traducción de la Biblia siempre ha sido un proces...

Read more
Alliance Executive Director Transition 2020 [SPA]

La Alianza da la bienvenida al nuevo Director Ejecutivo

El miércoles 3 de junio de 2020, el Dr. Stephen Coertze asumió el ca...

Read more