Tomando y Pasando, la Batuta

Stephen Coertze repasa toda una vida de preparación

Stephen Coertze

Cuando Stephen Coertze tenía 8 años, su maestra de escuela dominical le preguntó a la clase: “si tuviesen un deseo, ¿cuál sería?”

Siendo un pensador creativo para su edad, Stephen dijo que desearía tener una varita mágica.

“Yo pensé que podría hacer realidad todos mis deseos,” el recuerda.

La maestra parecía sorprendida con la respuesta del hijo del pastor. Ella respondió con lágrimas: “porque no deseas que cada persona en el mundo tenga una biblia en su propio idioma?”

Stephen rápidamente razonó que con su varita mágica él podría conceder ese deseo también. Sin embargo, el nunca olvidó aquellas palabras de aquella madre granjera sudafricana.

“Ella vivió una vida muy sencilla.” Él dice hoy. “Y para ella, durante aquella etapa en Sudáfrica, cuando estábamos aislados del resto del mundo, el tener un entendimiento de las comunidades autóctonas a lo largo del planeta sin acceso a las escrituras – aquello era impresionante. Yo crecí en el centro de la vida de la iglesia, con mi padre expuesto a lo que estaba sucediendo a lo largo de la denominación y alrededor del mundo, y él no tuvo esa exposición o entendimiento durante aquella época.

“Así que para que esta maestra de escuela dominical dijera esto… era algo muy significativo que el Señor trajo a mi vida en aquella etapa.”

La importancia de Sudáfrica

Así comenzó el camino especial de toda una vida, para que Stephen llegase a convertirse en el director ejecutivo de la Alianza Global Wycliffe. Miembro de la policía sudafricana durante los días del declive del Apartheid. Pastor. Director de Wycliffe Sudáfrica. Y ahora este nuevo desafío.

Hoy en día, Stephen piensa menos en empuñar una varita mágica y más en pasar la batuta. La importancia cultural y geográfica de su país nunca está muy lejos de su vista.

“Sudáfrica es un país único,” él explica. “Toda nuestra existencia ha sido un movimiento de Dios, aun con lo bueno y lo malo con lo que se asocia Sudáfrica.”

Antes de que el Canal de Suez creara un atajo a mediados del siglo 19, Sudáfrica era el punto medio para embarcaciones que zarpaban de Europa Occidental con destino a Asia. William Carey, a menudo llamado el padre de la obra misionera moderna, se detuvo en Cape Town en su viaje a India en 1793. El describió aquel puesto de avanzada como “el lugar más lejano de la tierra”, un lugar donde el Este y el Oeste convergían. Carey propuso una conferencia de misiones globales para 1810 en Cape Town. Nunca se llevó a cabo, sin embargo, 200 años más tarde, el Tercer congreso Laussanne se celebró allí – por la misma razón.

Momento Crítico

Durante su gestión con Wycliffe Sudáfrica, Stephen asistió a ICON 2002, una reunión en conjunto de los traductores bíblicos Wycliffe y SIL internacional. Uno de los oradores era Andrew Walls, el historiador británico de las misiones. Walls presentó un documento académico, proponiendo que el cristianismo estaba muriendo en su centro y creciendo en su periferia. La iglesia occidental, él dijo, necesita entregar la batuta del liderazgo moral cristiano a favor de los líderes de la iglesia mayoritaria mundial.

Sin ser ajeno a las presentaciones académicas, Stephen escuchó atenta y críticamente. Luego todo cambió.

“De repente, se sentía como un martillazo entre mis ojos, una luz aguda cegándome y una voz que me decía, Tu vives en un país donde ambas la iglesia de occidente y la iglesia global existen. ¿Qué estás haciendo para entregar la batuta?

Asombrado por la pregunta, Stephen dedicó el año siguiente para pensar al respecto. El discutió su renuncia y recomendó a la junta que nombraran a un sudafricano de raza negra como director.
Ni él, ni su presidente de la junta tuvieron paz o dirección sobre la idea.

Durante un retiro de Junta, él le mencionó al profesor Piet Meriring que él no tenía interés en más estudios académicos.

“Si quieres que la iglesia en África te tome en serio, tú necesitas un doctorado.” Le dijo Meriring.

El momento probó ser profético, no solamente para Stephen sino también para la Alianza y SIL. El doctorado que obtuvo ayudó a fijar el énfasis misionológico de la Alianza y de SIL. También allanó el camino para que el director de la Alianza, Kirk Franklin, obtuviera su propio doctorado, lo que ayudó a definir la dirección futura de la Alianza. Stephen eventualmente dejaría el puesto de director en Wycliffe Sudáfrica y pasó a ser un consultor misionológico para la Alianza Global Wylcliffe.

Al tiempo que el renunció de su puesto en Wycliffe Sudáfrica, la organización había pasado de ser financiada y dirigida por americanos a ser financiada de forma independiente, con un personal que en su mayoría son africanos.

El traspaso de la batuta se hizo notable ante toda la Alianza.

“El ver la reorganización de las estructuras de un planteamiento institucional linear, a convertirse en una comunidad inclusiva, donde cada organización puede tener oportunidades y voces equitativas, es emocionante.” “Al escuchar la multitud de voces diversas, estamos teniendo un entendimiento más completo de la imagen de Dios, por lo tanto, un entendimiento más completo de nosotros mismos. “

La familia Coertze. De izquierda a derecha: Stephen, Lezelle, Ivan y Natasha.

Llamado Familiar

Stephen y su esposa, Lezelle, celebrarán su trigésimo aniversario en 2020. Muy temprano en su matrimonio, ellos se comprometieron a servir a Dios a tiempo completo con la obra misionera, aun que ellos no sabían inmediatamente como ni cuando. Eventualmente dirigió a Wycliffe Sudáfrica.

“No había nada prometedor o místico sobre nuestro encuentro misionero a tiempo completo,” dice Stephen. “Fue trabajo duro, sudor y lágrimas, y a menudo más doloroso que alentador. Sin embargo, ese fue nuestro contexto durante 14 años. Nuevamente, entre lágrimas, numerosas lecciones de fe, junto con la bondad, misericordia y la presencia de Dios en nuestras vidas durante este tiempo están talladas en nuestras memorias.”

La retroalimentación de Lezelle y de sus dos hijos adultos, fue central en la decisión de Stephen para aplicar para el rol de la Alianza Global. Natasha, 27 e Iván, 23, ambos viven en casa y la familia está unida.

“Lezelle fue la primera en apoyarme para buscar esta posición,” dice Stephen. “Tuvimos numerosas y largas discusiones al procesar varios aspectos sobre como este rol podría impactarnos como familia. Su ánimo no ha vacilado.”

Lezelle sirve como una consejera en la escuela para niños con severa discapacidad intelectual. Natasha tiene una maestría en psicolingüística. Actualmente trabaja como una maestra de música y toca el violín en la orquesta sinfónica. Iván está trabando en una maestría en ciencias forenses, específicamente relacionado a entomología.

El hogar de la familia esta usualmente lleno de música cristiana y clásica… junto con todo un zoológico de mascotas: un perro pastor alemán, dos pericos, una tortuga (le pertenece a Natasha) y dos arañas muy grandes (le pertenecen a Iván).

Se congregan en la Iglesia Unión de Rosebank en Sandton, un suburbio al norte de Johannesburgo.

Todos significa todos

Stephen a menudo piensa en aquel momento de la escuela dominical cuando la traducción bíblica primero fuere traída a su atención. Su maestra más tarde se convirtió en una de las primeras socias financieras en su trabajo con Wycliffe. Años después de su muerte, todavía reciben $20 cada mes de su herencia.

De cierta forma, él ha completado el círculo completo de la misma forma en que la traducción bíblica está completando el ciclo. Una verdadera imagen global podría significar no solamente pasar la batuta a la iglesia global, sino que re – comprometer a la iglesia occidental. Que nadie se siente en los márgenes nunca más.

“No es solamente un asunto de la iglesia no-occidental,” dice Stephen. “Este es un ministerio global que incluye a todo el cuerpo de Cristo.”

 

Articulo por Jim Killam, Alianza Global Wycliffe

Últimas actualizaciones

Ver todos los artículos

En y a través de una pequeña comunidad

La finalización de la Biblia de Barlig ha sido una bendición para otra comunidad lingüística que necesita la Palabra de Dios en Filipinas.

Lea más

En Mozambique la traducción une

Los líderes de la iglesia colaboran mientras se concreta el proyecto de phimbe.

Lea más

El proceso de traducción de la Biblia

¿Cómo se traduce la Biblia a otro idioma? El equipo de traducción y la comunidad de Bantayan, en colaboración con Wycliffe Filipinas, nos muestran cómo se lleva a cabo el proceso de traducción de la Biblia. Aparecerán algunas porciones de las Escrituras traducidas al idioma bantayano y se responderá a algunas de las preguntas más frecuentes sobre este ministerio.

Lea más