El evangelismo global y la traducción de la Biblia comparten los mismos objetivos

El movimiento de traducción de la Biblia no necesita un recordatorio de que somos un componente clave de la Gran Comisión. Aunque nuestro enfoque vocacional no está directamente orientado hacia la evangelización, están surgiendo oportunidades para que las organizaciones de traducción de la Biblia colaboren como nunca antes con las redes de evangelización global.

«En el ámbito de la traducción de la Biblia a menudo conversamos sobre el compromiso con las Escrituras, porque es mediante la interacción con la Biblia y la relación con Cristo que se lleva a cabo la transformación», dice Stephen Coertze, director ejecutivo de la Alianza Global Wycliffe. «Esta transformación incluye llegar a la fe en Cristo y vivir en ella. En este sentido, podemos hablar de la traducción de la Biblia como evangelismo». 

En julio de 2021, la Alianza Evangélica Mundial lanzó la Red de Evangelismo Global «para hacer énfasis en su rol histórico de unir a los evangélicos en torno a la proclamación de las Buenas Nuevas de Jesucristo».

Samuel E. Chiang

«Es hora de reconsiderar cómo se debe impulsar y trabajar el evangelismo en la iglesia», dice Samuel E. Chiang, quien es el nuevo director ejecutivo de la red y veterano de los movimientos de traducción de la Biblia y oralidad. «También existe la idea de que tanto el evangelismo como su teología no son sólidas. Es necesario que hayan más conversaciones al respecto».

En Efesios, Pablo habla del evangelismo como un llamado de la iglesia. Eso implica múltiples tareas, dice Samuel, pero ninguna tan importante como traducir la Palabra de Dios a los idiomas de las personas que se pretenden alcanzar.

«La traducción de la Biblia es fundamental, no solo para que esta llegue a las personas en su lengua materna, sino que también les proporciona los medios para predicar la misma Palabra de Dios», añade. «Esos son factores muy especiales, y la traducción de la Biblia es una parte clave y fundamental de dicha expresión de evangelismo».

Una palabra que sigue apareciendo, tanto en el evangelismo global, como en la traducción de la Biblia, es policentrismo. En lugar de que un movimiento se centre en una sola organización o red, las cosas suceden en múltiples lugares con diferentes líderes y de muchas maneras. Para ilustrarlo, Samuel dice que pensemos en el término Silicon Valley. Se originó como un centro tecnológico en el norte de California, pero ahora se ha convertido en sinónimo de cualquier lugar donde se ubique una gran cantidad de compañías de tecnología. Bangalore es un Silicon Valley. También lo es Shenzhen, en China. Austin, Texas, se está convirtiendo en otro. Habrá muchos más.

«De esta misma forma», explica Samuel, «en el evangelismo y las organizaciones hay una gran cantidad de lugares que tienen su propia red local en funcionamiento. Se trata de múltiples redes que estamos observando; no solo estamos conectándolas entre sí, sino preguntando, desde el punto de vista de la Alianza Evangélica Mundial: ¿Cómo podemos servir a la iglesia de forma apropiada en esos lugares?»

Una red de redes

Las redes de evangelismo a nivel mundial se superponen y puede ser difícil distinguir quién es quién. El Movimiento GO se ha convertido en un punto de encuentro. GO es una amplia y variada red que involucra a la Alianza Evangélica Mundial, a redes de evangelismo de África, Asia y América Latina, y a organizaciones como Cru, The JESUS Film Project, JUCUM, y más de 135 otras, incluidas varias de las organizaciones de la Alianza Global Wycliffe. GO, por sus siglas en inglés, es Global Outreach (Alcance mundial), con el lema de «Cada creyente, un testigo». El objetivo del movimiento, anunciado en 2020, es ambicioso:

«Queremos alcanzar a todos los habitantes de la tierra con el evangelio en los próximos 10 años. Desde las metrópolis más grandes a las aldeas más pequeñas que no hayan sido alcanzadas. No queremos que quede nadie sin oír el evangelio».

Steve Douglass, presidente emérito de Cru (Campus Crusade for Christ International) dijo lo siguiente sobre el Movimiento GO:

«No sabemos con certeza hacia dónde se dirige, pero Dios está apuntando a algo más grande. Esto me hace pensar que Dios está provocando un crescendo en su movimiento sobre la tierra. Junto con los millones que participaron en GO 2020, tenemos el increíble privilegio de ser parte del crescendo».

Otra red de evangelismo de este tipo se llama Finishing the Task (Terminando la tarea), con el objetivo: «una Biblia, un creyente y un cuerpo de Cristo» disponible para todos los habitantes del mundo para el 2033. Rick Warren, pastor fundador de la Iglesia Saddleback en el sur de California, se desempeña como director ejecutivo de la red.

Hay otras: la Alianza Global para la multiplicación de iglesias, la Billion Soul Harvest (Cosecha de mil millones de almas) y Transform World (Transforma el mundo), por nombrar solo algunas. Entonces, ¿cómo podemos conectar las redes, especialmente cuando las personas en diferentes lugares tienen diferentes prioridades y estrategias? Samuel dice que facilitando la traducción de las Escrituras a nivel local, al igual que los recursos sobre la Biblia; así, las iglesias usarán materiales autóctonos, producidos a nivel local, y entonces permitirán que su gente los comparta en sus propias redes.

«Lo que ha sido un tanto divertido de ver es que algunos de los pastores están creando contenido local, tomando prestado de otro contenido local, mezclándolo y produciéndolo», comenta. «Al final de un servicio religioso, algunos de nuestros amigos dicen: ‘¿Podrías dejar ese video en la pantalla un poquito más, otros 10 o 15 segundos, con un código QR, para que las personas de la congregación puedan sacar sus celulares, tomar una foto, descargar el material y luego compartirlo con otros, y que de esta forma ellos mismos estén alcanzando al prójimo?'»

«Están sucediendo muchas cosas», añade, «pero la clave consiste en encontrar y capacitar a las personas».

Una esperanza post-pandemia

Con un mundo que espera salir pronto de las restricciones de la pandemia, la Red de Evangelismo Global anticipa que habrá más cristianos que pasarán de una mentalidad de aislamiento a una de encarnación y luego a una de invitación, dice Samuel.

«¿Y cómo funciona esta trayectoria?», pregunta retóricamente. «¿Cómo pensamos enviar ese mensaje y preparar a las personas para ello? Hay muchísimo material previo al evangelismo que podría prepararnos para esta tarea, incluido material sobre hábitos mentales saludables».

Particularmente en los Estados Unidos y en Occidente, el amplio uso de las redes sociales puede ir en contra de la mentalidad evangelizadora, porque promueve una dinámica de «nosotros contra ellos». Por ejemplo, aunque la mayoría de los cristianos no lo sabe, 19 de los 20 sitios cristianos más buscados en Facebook en 2019 fueron producidos por «granjas de trolls» en Europa del Este y en Rusia. Su objetivo era crear división y miedo. Samuel lo llama «una mano invisible que ataca al cristianismo».

«Los algoritmos de las redes sociales refuerzan esa división», explica. «Es una trayectoria diferente que capta la atención de las personas: se trata más de ‘¿De qué lado estás?’ que de testificar».

Él reconoce que los hábitos que las personas tienen a la hora de usar las redes sociales son difíciles de romper. «Pero con respecto a la evangelización y al discipulado, creo que es algo que tiene que ser continuamente intencional, viéndonos a nosotros mismos como testigos. Somos mucho más capaces de lo que nos permitimos creer. Así que ese factor de testificación tiene que sobresalir y vivirse de forma específica».

Mayo de 2022: Alcance mundial

Para la próxima década, la Alianza Evangélica Mundial, junto al movimiento GO, están reservando el mes de mayo como el mes GO con un llamado al evangelismo personal y a que la iglesia mundial ore por eso. Comenzará el domingo 1 de mayo, con un día mundial de oración por la testificación y el envío de obreros.

«Cuando las congregaciones se reúnan ese domingo, orarán y enviarán a toda la iglesia a salir», dice Samuel. «No importa si eres misionero o no. Estás en una iglesia, eres un testigo, nosotros (la iglesia) te vamos a enviar».

El último sábado de mayo está designado como el Día GO, con un llamado a todos los creyentes a compartir el evangelio con al menos una persona.

Se alienta a las organizaciones de la Alianza Global Wycliffe y a nuestros socios a participar en el mes GO y a colaborar con las iglesias en sus respectivos países. Puede encontrar más información y materiales de capacitación aquí.

 

Historia: Jim Killam, Alianza Global Wycliffe

Últimas actualizaciones

Ver todos los artículos

09/2022 Filipinas

En y a través de una pequeña comunidad

Luego de casi 50 años de trabajo de traducción, el pueblo Barlig en ...

Lea más

08/2022 Africa

En Mozambique la traducción une

Incluso antes de que un solo verso se tradujera, un proyecto de traduc...

Lea más

07/2022 Philippines

El proceso de traducción de la Biblia

El proceso de traducción de la Biblia de Wycliffe Global Alliance en...

Lea más