Señas del Espíritu

Los miembros del equipo de traducción bíblica en Lenguas de Señas Española y Catalana trabajando juntos en su oficina, cerca de Barcelona, ​​España.

En una pequeña oficina cerca de Barcelona, ​​España, los visitantes son recibidos con el sonido del silencio. Sin embargo, al mirar a su alrededor ven una ráfaga de actividades: brazos que se mueven, dedos que escriben con velocidad, caras expresivas. Un equipo de gente lugareña dedicada a la traducción bíblica en lengua de señas se reúne para dialogar sobre las traducciones que fielmente han realizado a lo largo de una década. Juntos comparten historias de frustración y victorias, y sobre todo, la misión de Dios de alcanzar a los Sordos de España con su Palabra.

David Roldán Cintas es un pastor sordomudo y miembro del equipo de traducción desde hace muchos años. Si bien los padres de David eran oyentes e hicieron todo lo posible para ayudarlo a él y a su hermano Carlos, también sordo, a obtener una buena educación, la escuela a la cual enviaron a sus hijos desalentaba el uso de la lengua de señas.

"En la escuela, nos pegaban en las manos y no nos dejaban usar señas", recuerda David.  "Pero yo prefiero usar las señas… es más natural. Cuando crecemos siendo sordos, captamos las cosas con los ojos en vez de con los oídos; por lo cual, es mucho más natural mover las manos para hablar."

Los sordos católicos de la parroquia Santa Teresa de l'Infant Jesús en Barcelona, ​​España, abordando un pasaje bíblico que está siendo traducido a la Lengua de Señas Catalana.

Cuando David y Carlos ya fueron adultos, sus padres se dieron cuenta de que la lengua de señas era el lenguaje propio de sus hijos y comenzaron a aprender Lengua de Señas Catalana. Su hermana oyente, Rut Roldán Cintas, quien ya usaba señas para comunicarse con sus hermanos desde la infancia, llegó a ser intérprete de lengua de señas.

Finalmente, Carlos, David, Rut y Eloy Lobato Álvarez, el esposo de Rut, junto con la esposa de David, Estrella Camacho Moreno, integraron un equipo de traducción bíblica. Junto trabajan con Steve y Dianne Parkhurst, obreros de Wycliffe, para compartir el amor de Dios con los sordos de España.

La Necesidad de Traducir la Biblia en Lengua de Señas

La mayoría de los países del mundo tienen su propia lengua de señas; y en algunos casos, tienen varias. En el mundo existen más de 400 lenguas de señas únicas, y cada una con su propia sintaxis y gramática.

España cuenta con tres lenguas de señas: la Lengua de Señas Española (LSE), la Lengua de Señas Catalana (LSC) y la Lengua de Señas Valenciana (LSV). La española y la catalana son las más frecuentes, con unos 100.000 usuarios entre ambos idiomas.

Eloy Lobato Álvarez predicando a la congregación de la Iglesia Sorda de Barcelona, que integra la Asociación Cultural Micrisordos, mientras su esposa Rut Roldán Cintas interpreta.

Algunos sordos aprenden a leer, escribir y hasta a hablar un idioma oral, pero suele resultarles muy difícil.

“Las personas sordas crecen odiando leer", dice Steve, coordinador y asesor del equipo. Y nos cuenta acerca de un amigo sordo a quien se le pidió leer un pasaje bíblico: "Lo leyó palabra por palabra, y al final, el sacerdote le preguntó: ‘Bueno… ¿lo captaste?’ Y él respondió: ‘No… parezco un loro, la verdad que no entiendo nada lo que acabo de decir. Para ser honesto, no me gusta leer la Biblia porque quiero entenderla pero no puedo. Tengo que buscar las palabras en el diccionario. Es tan estresante que no vale la pena el esfuerzo’".

Estrella, una de las traductoras del equipo, ha tenido experiencias similares: "Hace mucho tiempo, cuando trataba de leer la Biblia me resultaba muy difícil. Quería averiguar las palabras y escribirlas, pero eran muy difíciles de entender".

Steve y Dianne Parkhurst

Cuando los sordos tienen acceso a la Biblia en su propia lengua de señas, pueden entablar una relación con la Palabra de Dios todas las veces que quieran, sin depender de otros para que les expliquen o se la interpreten.

Eloy es pastor evangélico en una ciudad cercana a Barcelona, y además colabora como asesor para el equipo español/catalán: "Quiero que las personas Sordas comprendan la Biblia al mismo nivel que la entienden los oyentes de mi iglesia".

Traducción Bíblica para los Sordos de España

Hace más de 20 años, Steve y Dianne Parkhurst se mudaron a Madrid, España, invitados por PROEL, una organización de la Alianza Global Wycliffe en España, y se dispusieron a traducir la Biblia en lenguas de señas de España. En aquel entonces, se trataba de un proyecto raro.

"Éramos un proyecto tipo conejillo de indias”, explica Steve. "Y si lográbamos hacerlo aquí, entonces podríamos ver cómo funcionaría en otros lugares".

Los Parkhursts visitaron muchos clubes de sordos para investigar su idioma. Para escribir las palabras que aprendían, utilizaron un sistema llamado SignWriting, que utiliza caracteres visuales y símbolos para representar las formas de las manos, los movimientos y las expresiones faciales.

Steve Parkhurst haciendo correcciones a un pasaje bíblico traducido a la Lengua de Señas Catalana después de discutirlo con el grupo. Mientras se hacen las traducciones finales en video, el equipo prepara los borradores iniciales usando SignWriting.

Como parte de la investigación, también se reunieron con iglesias, pastores y sacerdotes.

"Entendimos que sí, definitivamente había una necesidad de traducir la Biblia; pero nadie tenía el tiempo, las energías, el conocimiento o el deseo de sumergirse y ayudarnos", comparte Steve.

SignWriting, por otro lado, era un tema de interés. De hecho, la Federación Española de Sordos le pidió a los Parkhursts que enseñaran SignWriting a los intérpretes de lengua de señas y a otros. Ese fue su enfoque principal en los siguientes siete años mientras esperaban la oportunidad de realizar la traducción bíblica. En el 2003, se produjo una ruptura cuando la Comisión Pastoral Católica para los Sordos en España expresó su interés. Los Parkhursts se reunieron con sacerdotes católicos y líderes de la Sociedad Bíblica, y decidieron hacer un proyecto piloto en Madrid.

Los traductores Estrella Camacho Moreno y Rut Roldán Cintas (cuñadas) repasan un versículo bíblico en Lengua de Señas Catalana.

Los Parkhursts trabajaron junto a José Ingacio Bonacasa, de apodo Nacho, un sordo católico profundamente comprometido. Steve y Nacho tradujeron partes de Lucas y Mateo juntos a LSE. SignWriting se convirtió en una herramienta útil para redactar la traducción.

Tres años después, los Parkhursts comenzaron a formar un pequeño equipo en Barcelona para hacer una traducción en LSC. Dos miembros del equipo, Estrella y Rut, comenzaron a trabajar en esta traducción adicional a tiempo parcial.

Carlos Roldán Cintas animando los textos bíblicos ya traducidos mientras su hermano David trabaja en la distribución digital de los pasajes ya traducidos.

Desafortunadamente, un problema de salud de Nacho les impidió continuar. Contando con dos miembros del equipo ​​y un creciente grupo de líderes de diferentes ministerios de sordos en Barcelona, los Parkhursts decidieron dejar Mardrid y mudarse cerca de Barcelona.

"Aquí teníamos un grupo mucho más estable y podíamos avanzar mejor y más rápido que si nos hubiéramos quedado en Madrid", dice Steve. "Con una iglesia evangélica fuerte y una iglesia católica interesada en el proyecto, la situación aquí realmente era muy buena."

Después de reubicarse, el equipo invirtió su proceso comenzando ahora con la Lengua de Señas Catalana (LSC) y luego adaptando la traducción a la Lengua de Señas Española (LSE). Luego, más miembros de la familia Roldán se unieron al equipo. Estrella y Rut seguían traduciendo en LSC. Eloy, el esposo de Rut, se unió para ofrecer consejos sobre la interpretación de los textos bíblicos. Carlos y David se encargaron de la mayor parte de la creación y la distribución digital de las traducciones. Steve continuó coordinando los proyectos y ofreciendo consultoría lingüística, y Dianne apoyando al equipo con revisiones y administración.

Steve Parkhurst recibe comentarios de un grupo de sordos católicos en la parroquia de Santa Teresa de l'Infante Jesús, luego de presentarles los textos recién traducidos en Lengua de Señas Catalana. El grupo es dirigido por el Padre Xavier Pagès, quien es oyente y un fuerte defensor católico de la traducción bíblica.

Protestantes y Católicos Trabajando Juntos

Menos del 10% de la población española asiste regularmente a una iglesia, pero más del 70% de los españoles se identifican como católicos. Los evangélicos representan menos del 1% de la población.

Hace años, un sacerdote católico le dijo a Steve: "Tal vez la Biblia sea una de las áreas donde podríamos colaborar de manera productiva entre ambos grupos".

El texto del Evangelio de Marcos 13:15 traducido a la Lengua de Señas Catalana, proyectado desde una computadora para la Iglesia de Sordos de Barcelona.

Hoy, tanto católicos como evangélicos, desempañan un rol clave en la traducción de la Biblia a la Lengua de Señas Española y Catalana. Cada grupo cuenta con representantes comprometidos a revisar los borradores de dichas traducciones.

Steve revisa los borradores con el grupo católico. "Dialogamos sobre el texto y revisamos si es exacto y si lo están entendiendo de manera correcta. Una vez que terminamos esa parte, el equipo de traducción vuelve a reunirse, aplica los cambios y luego lo lleva al otro grupo, que es evangélico", explica Steve.

Todas los textos bíblicos traducidos a LSE y LSC se distribuyen en video. En muchos pasajes bíblicos, se utiliza un avatar 3D animado.

Steve describe estas revisiones como "un hermoso y profundo estudio bíblico con gente que tiene hambre y sed de la Palabra de Dios".

El equipo se esfuerza por respetar las diferencias entre ambos grupos y trata de ser los más imparcial posible. Todas las traducciones se producen en formato de video. Algunas historias del Antiguo Testamento son filmadas con una persona en vivo usando lengua de señas. Pero en muchos otros videos de textos bíblicos, se usa un avatar animado en 3D en lugar de una persona en vivo.

David Roldán Cintas mostrando la versión móvil y la versión web de una página desde la cual se distribuyen las traducciones en Lengua de Señas Española y Catalana.

El uso de la animación también facilita la modificación de las diferentes terminologías que surgen entre ambos grupos. Algunos términos como "Dios Padre" se expresan de maneras diferentes. Tradicionalmente los católicos expresan este término señalando de abajo hacia arriba. Los evangélicos lo señan de arriba hacia abajo.

"Queremos producir una Biblia que pueda ser utilizada por todos", dice Steve.

Mirando al Futuro

Para marzo de 2017, el equipo ya había traducido y distribuido las historias de la Creación, Adán y Eva, Caín y Abel, Noé, la Torre de Babel, el nacimiento de Jesús, y los libros de Jonás y Marcos en Lengua de Señas Española y Catalana. Además habían redactado ya algunas partes del Evangelio de Lucas en ambos idiomas y estaban siendo revisadas.

Steve Parkhurst mostrando la tecnología de captura de movimiento que el equipo ha comenzado a utilizar para acelerar el proceso de producción.

Tradujeron también en Lengua de Señas Catalana las historias de Gedeón, David y Goliat, y Elías; parte del libro de Josué, y los libros de Ruth y Esther. Finalmente, redactaron y estaban revisando las historias de Abraham y José; los libros de Mateo, Juan y Hechos, y porciones de Éxodo y Daniel, todo en LSE.

"Ya tengo 20 años de experiencia trabajando con personas sordas. Hace 20 años, al leerle un versículo a una persona sorda entendería quizás tres o cuatro palabras. Hoy la historia es diferente, dice Rut. Ahora, puedo enviarle un video de YouTube a alguien y decirle: ésta es la historia. Mírala y hablaremos de ello el sábado cuando nos juntemos. Pueden verlo y entender todo."

David Roldán Cintas mostrando Marcos 14:21 a la Iglesia Sorda de Barcelona.

En el año 2016, el Comité Pastoral Católico para los Sordos invirtió aproximadamente U$ 12000 en nueva tecnología de captura de movimiento para ayudar al equipo a acelerar la traducción. Con seis nuevas cámaras y el correspondiente programa de computación, el equipo ahora puede capturar el movimiento de una persona que hace las señas y convertirlo rápidamente en animación. Esto redujo el tiempo de producción de la animación original a la mitad.

No obstante, aún queda mucho por hacer para avanzar en la traducción. Lo que el equipo más necesita es oración, apoyo financiero y participación de la iglesia. Los pastores de España no suelen recibir salario por su ministerio, y eso representa un desafío, ya que cuesta comprender que la traducción bíblica requiere tiempo y dinero. Sin embargo, el equipo sigue insistiendo.

"Nuestra meta representa una carga en nuestro corazón. Las personas sordas no pueden disfrutar el beneficio de tener la Biblia porque no entienden lo que están leyendo", comparte David. "Pero cuando lo entienden, sí se benefician; la Biblia llega a su corazón y puede ayudarlos a cambiar. La Palabra de Dios los respalda y los guía en la dirección correcta. Es por eso que procuramos dar a luz la Palabra para que la gente reciba salvación y pueda comprender. Oramos para que algún día toda la Biblia esté disponible para los sordos."

 

por Becca Coon     Fotos: Marc Ewell

Descargue aquí las fotos de esta historia

Lea más aquí  - Traduciendo la Biblia al Lenguaje de Señas Catalán y al Lenguaje de Señas Español

Últimas actualizaciones

Ver todos los artículos

01/2024 Américas

Narrar la historia bíblica

Puede que algunos se lleven una sorpresa al ver que un museo forma parte de las organizaciones de la Alianza Global Wycliffe. Sin embargo, los líderes del museo Maná comparten la pasión por inspirar a la gente a explorar la Biblia, su historia y teología.

Lea más

12/2023 Asia, Filipinas

Ver a Dios desde un lente del Antiguo Testamento

Tras terminar exitosamente el Nuevo Testamento en 2009, el pueblo harayoparlante, en colaboración con la Asociación de traductores de Filipinas, descubre más de Dios al traducir el Antiguo Testamento.

Lea más

11/2023 África

Cómo logró CABTAL traducir nueve Nuevos Testamentos en regiones devastadas por la violencia

En algunas partes de Camerún, el trabajo de traducción casi se detiene debido a una crisis sociopolítica que se ha cobrado la vida de 6000 personas desde el año 2017. Aun así, incluso mientras huían por sus vidas, los traductores continuaron redactando borradores de las Escrituras en sus idiomas. Isaac Genna Forchie, miembro del personal de CABTAL y nativo de la región de Bamenda al noroeste de Camerún, viajó a algunas de las zonas afectadas para recopilar historias de primera mano de los equipos de traducción. Jesse Ganglah «Estábamos grabando la historia de la Pascua en idioma lus cuando nos enteramos de que venían los soldados», recuerda Jesse Ganglah, facilitador de grupos que sirven en la Asociación Camerunesa de Traducción de la Biblia y Alfabetización (CABTAL, por sus siglas en inglés). «En ese momento, los soldados estaban furiosos y no se tomaban el tiempo de diferenciar a los separatistas de los civiles, así que todos huían de la aldea». «Todos corrían el riesgo de que les dispararan. La gente huía por el monte hacia Nigeria con sus colchones o colchonetas y demás pertenencias y con sus niños. Aunque se olvidaron la computadora, un valiente traductor se enfrentó al peligro de volver a buscarla». Esta es una de varias historias sobre cómo los traductores bíblicos del noroeste y el sudoeste de Camerún, regiones de habla inglesa, han estado lidiando con una crisis sociopolítica violenta que casi detiene el trabajo de traducción. Aun así, contra todo pronóstico, en los últimos dos años completaron nueve Nuevos Testamentos. Sobre la violencia Estos disturbios civiles comenzaron cuando abogados y docentes anglófonos dejaron de trabajar en octubre de 2016 a modo de protesta por el «intento deliberado» del gobierno central de eliminar dos de sus valores fundamentales: el derecho consuetudinario y el subsistema de educación anglosajón. El gobierno respondió con una feroz represión contra la disidencia, que dio como resultado un aumento de las tensiones y nuevos enfrentamientos a medida que surgía un movimiento separatista. La situación empeoró hasta convertirse en un conflicto armado que todavía perdura y que se ha cobrado las vidas de 6000 personas y ha desplazado a más de 765 000, de las cuales 700 00 eran refugiados en el vecino país de Nigeria y entre los que se encontraban los traductores que huyeron con sus computadoras. Algunos incluso volvieron a ser amenazados por Boko Haram. El proyecto en ngwo, uno de los idiomas que se hablan al noroeste de Camerún, fue uno de los que se las vio cara con cara a la crisis. «Como no terminamos nuestra tarea en 2017, decidimos llevarnos las computadoras a nuestras casas», rememora Siphra Nde. Esa resultó ser la razón por la cual sus computadoras se salvaron. «Cuando nos fuimos, prendieron fuego toda la plaza del mercado, incluida la oficina del proyecto». «Ese fue el último día que utilizamos la oficina», recuerda. Si bien otras personas podían huir hacia tierras remotas en búsqueda de seguridad, para Nde, con 54 años, niños y padres ancianos, era más difícil. Aun así, al día siguiente, caminaron por el monte hasta un lugar cercano a la capital regional, Bamenda. «Le suplicamos a CABTAL y nos enviaron un automóvil para ir a Bamenda y estar seguros», afirma Nde.  «Caminamos por más de 10 horas. Tras llegar a Bamenda, conmocionados, debimos enfrentar otro desafío: conseguir un lugar para dormir». La prima de Nde la hospedó a ella, a sus hijos y a sus padres por dos semanas hasta que Nde pudo alquilar una pequeña habitación donde vivieron varios años. Siphra Nde Trabajar en medio de disparos A punta de pistola, otros como Protus Effange tuvieron que demostrar que solo eran traductores de la Biblia y no espías. «¿Estás seguro de que estás haciendo la obra de Dios?», le preguntó el hombre armado al traductor de bakwere. «El barrio de nuestra oficina cerca de Muea se convirtió en un campo de batalla para separatistas y soldados», recuerda Effange. Casi se les pone fin a las actividades de alfabetización e interacción con las Escrituras. «Recuerdo una vez que estábamos en un taller ―relata Effange―. Nos habíamos reunido y habíamos orado. Cuando estábamos por comenzar, oímos disparos ensordecedores que nos hicieron dispersar». Protus Effange  Privados de la Palabra de Dios La traducción de la Biblia es una tarea compleja y desafiante que requiere dedicación, pericia y colaboración. Por tanto, las crisis de este tipo en todo el mundo suponen una gran amenaza. Los proyectos son retrasados o deben ser cancelados o suspendidos debido a la violencia, los desplazamientos, la inseguridad, la falta de recursos y la demora en las comunicaciones, por lo que millones de personas se han visto privadas de acceder a la Palabra de Dios en su propio idioma. En 2020, se suspendieron unos 30 proyectos de traducción en el país vecino de Nigeria a causa del terrorismo. Por otro lado, la guerra entre Ucrania y Rusia continúa planteando un gran peligro para la traducción de la Biblia en las antiguas naciones soviéticas.  Los desafíos nuevos producen innovación En Camerún, desafíos similares causaron el mismo efecto. Sin embargo, esto impulsó a CABTAL a pensar en algo más allá de lo común. «Antes de la crisis, los traductores podían viajar libremente entre las comunidades para realizar borradores de las Escrituras sin miedo, los alfabetizadores se desplazaban con facilidad y los consultores podían visitar las comunidades. Hasta que, de repente, todo cambió», recuerda Emmanuel Keyeh, director general de CABTAL. «Se ha vuelto difícil incluso que la gente pueda reunirse en un mismo lugar». Si bien esto ha provocado incertidumbre, no sucedió lo peor que podría haber sucedido gracias a que CABTAL ayudó a los traductores que huyeron con sus computadoras y borradores hacia zonas más seguras y a la vecina Nigeria. «Los llevamos a lugares a los que podían acceder los consultores de traducción», dijo Keyeh.   Acceder a las necesidades básicas se volvió un desafío. «CABTAL nos dio algunas bolsas de arroz y algo de dinero para nuestros gastos», recuerda Siphra Nde, quien, de esta manera, pudo continuar realizando el borrador del Nuevo Testamento en ngwo. Las actividades de alfabetización se salieron de lo tradicional y adoptaron una nueva forma. «Animamos a las comunidades a involucrarse con la alfabetización urbana y digital», dijo Keyeh. Cuando cerraron las escuelas, los maestros alfabetizadores que enseñan en ngwo siguieron a los estudiantes a las iglesias y a sus escondites, donde se siguió enseñando y ellos siguieron aprendiendo. Dr Emmanuel Keyeh Lufang Frutos que traen esperanza Al igual que los equipos de ngwo y bakwere, los de los idiomas mankon, ngie, moghamo, essimbi, mmen, esu y weh vivieron experiencias únicas. No obstante, su gran esperanza está en el recién terminado Nuevo Testamento en estas lenguas, que ha sido compuesto y enviado a imprenta. En este momento, las comunidades están recaudando fondos y movilizándose para su dedicación. El año pasado, antes de fallecer, su venerado líder tradicional mankon, Fon Angwafo III, recibió con alegría la copia de los traductores. «La presentó a los pastores y nos asignó un terreno para que construyamos un centro de alfabetización donde también podamos traducir el Antiguo Testamento», dijo Magerate Ndenge, una traductora de mankon. El equipo de bakwere espera que la traducción tenga un gran impacto. Uno de los traductores recuerda cuando visitaron a un anciano custodio de su lengua. «A pesar de que estaba enfermo, queríamos que escuchara una porción de las Escrituras que tradujimos para confirmarnos si sonaba natural», dijo Protus Effange. El custodio invitó a todos sus hijos y nietos a la sesión. «Mientras leía, vi que le caían lágrimas de los ojos. Me detuve y le pregunté si sus dolores estaban empeorando. Y él me respondió: “Estás leyendo directamente a mi corazón”». Este hombre, que no podía mantenerse erguido, de repente se puso de pie y caminó hacia los traductores para despedirlos cuando regresaban. Effange espera con ansias la manera en que el Nuevo Testamento completo impactará a su comunidad. Habían establecido una fecha para la dedicación, pero la pospusieron porque su Nuevo Testamento no llegó cuando lo esperaban inicialmente. «Nos parece raro que, incluso en medio de esta situación sociopolítica, la productividad haya aumentado», explicó Keyeh, el director general de CABTAL. Añadió que la innovación le ha dado a la gente de la diáspora la oportunidad de aprender a leer y escribir en sus idiomas, ya sea de manera virtual o en persona. «Si bien han surgido desafíos, los ajustes nos han permitido ver resultados bastante formidables de lo que Dios está haciendo en estas comunidades». El equipo de mfumte continúa con la traducción de su Nuevo Testamento en este espacio que les donó amablemente una iglesia de la aldea vecina de Magba. ••• Descripciones de las fotos: (Créditos de las fotos: Isaac Genna Forchie) Las organizaciones de la Alianza pueden descargar las imágenes de este artículo.


Lea más