Se abre un camino 

En PNG (Papúa Nueva Guinea), Duncan Kasokason lidera el camino para otros consultores locales en la traducción de la Biblia.

Duncan Kasokason. Foto: Ling Lam

En 1997, Duncan terminó de traducir el Nuevo Testamento al ubir, su idioma natal. En un mundo exclusivo para consultores expatriados, tanto Duncan como la Asociación de traducción de la Biblia de Papúa Nueva Guinea (ATB) vieron la necesidad de capacitar a consultores locales para una traducción y sostenibilidad aun mejores. Ahora, después de ser pionero en la consultoría local, desea ayudar a capacitar a otros colegas traductores.

Más de la mitad de los 820 idiomas de PNG aún no tienen traducido ni un solo versículo de las Escrituras, lo que lo convierte en uno de los países del mundo con mayor necesidad de traducción de la Biblia.

Limpieza de la maleza

Para Duncan, el camino para convertirse en el primer consultor de ATB fue como desmalezar un terreno. En ese momento, SIL asignó consultores para ayudar a la ATB, pero no había capacitación formal de consultores para los locales. Así que Duncan asistió a un taller de traducción para principiantes, donde observó cómo hacían la verificación los consultores. Aunque hacer preguntas y señalar problemas a los consultores experimentados era aceptable, no era cómodo para un aprendiz local como él.

Duncan (izquierda), verificando con el equipo de la lengua maiwala. Créditos de fotografía: Duncan Kasokason

Duncan recuerda haber ayudado a un consultor expatriado con el libro de Apocalipsis. El consultor dijo algo que él no entendió, por lo que comentó: «Hay algo ahí que no puedo ver». Entonces el consultor respondió: «Oh, bueno, sí, lo obtuve del griego».

«Sentí que era incompetente porque carecía de las habilidades, conocimientos y herramientas necesarias», dice Duncan. Y él no podía preguntar más porque no estaba entrenado en griego bíblico.

Esta experiencia llevó a Duncan a solicitar capacitación formal de consultoría para los habitantes de Papúa Nueva Guinea. La sucursal de PNG del SIL aceptó el desafío y buscó personas habilidosas para proporcionar capacitación relevante.

«Seguí haciendo verificaciones de consultores con expatriados. Crecí por medio de las dificultades, al aprender junto a otros y al hacer preguntas.” Duncan dice: «Pero también crecí al orar pidiendo la ayuda de Dios… Después de un tiempo, me volví más y más fuerte».

Desde el 2002, Duncan ha ayudado al menos a 25 equipos lingüísticos en el control de consultores en el país y en otros lugares. Estos equipos lingüísticos, con SIL, ATB y otras unidades independientes, incluyen los idiomas auhelawa, tabo, ogea, maring, nobonob y muchos más.

Como las reuniones virtuales se volvieron normales, Duncan hace poco usó Zoom para ayudar a verificar con los equipo Arosi de las Islas Salomón. Siendo uno de los consultores más experimentados y bien recibidos de su país, también ayuda a capacitar a otros colegas traductores y consultores.

Mentor, pastor y padre

Duncan se ve a sí mismo como más que un simple consultor.

Duncan (al centro), verificando con el equipo de la lengua tawala. Créditos de fotografía: Duncan Kasokason

«También te convertirás en un mentor… Cuando [los colegas traductores] traducen, siempre buscan a alguien que los ayude y los guíe. A veces ayudarás como padre o como pastor para darles consejos y satisfacer sus necesidades».

«Convertirse en consultor no solo implica que el consultor diga: ‘Haz esto y aquello’, o que diga qué es lo que hay que mejorar», agrega. «También hacemos estudios bíblicos para aclarar el significado de alguna que otra palabra. Tenemos que detenernos y debatir, para que los informantes y traductores sean alentados por la Palabra de Dios. Hemos tenido muchos desafíos, pero también amor y ánimo».

Todo depende de Dios

«Siempre se espera que los consultores les den dirección y consejos», dice Duncan. «Pero no tenemos todas las respuestas». Él menciona que, en esas ocasiones, lo único que se puede hacer es orar: «Espíritu Santo, tú eres el Sustentador. Ahora, tú eres el Sustentador para ayudarnos en esta situación y yo no tengo los recursos suficientes para hacerlo».

Duncan tiene en mente la enorme responsabilidad de tratar con la Palabra de Dios. «Temer y orar a Dios me ayuda a ser un buen facilitador en la verificación», dice. «Siempre recuerden: traducir [la Palabra de Dios] ayuda a las personas a reanimar sus vidas y a transformarse».

La capacitación de los que vienen después

Él también atesora la oportunidad de ayudar a sus colegas traductores a crecer y a desarrollar sus capacidades. De hecho, al llegar a la edad de jubilación de 65 años, él ve esto como su responsabilidad.

Sentado frente a una computadora, Duncan verifica a través de Zoom con Debbie Conwell, una consultora de Australia, y el equipo de la lengua arosi de las Islas Salomón. Créditos de fotografía: Duncan Kasokason

«Cuando entré, fui directamente a la traducción y consultoría», dice. «No había tenido entrenamiento formal como otros. Ahora los habitantes de Papúa Nueva Guinea están tratando de avanzar a esta etapa. La gente busca mejores recursos humanos y soy uno de ellos. Como he ido primero, podría volver para entrenar a otros que vienen después.

«Fue como ir desmalezando el terreno. Estoy abriendo el camino, o ya he abierto un sendero». Estoy llegando a esa edad en la que quiero que más habitantes de Papúa Nueva Guinea se conviertan en consultores, y serán mejores que yo.

«Doy gracias a Dios por los que se han adelantado para ayudarnos. No me siento una persona importante. Solo los ayudo [a los colegas traductores] a ser buenas personas y buenos consultores en el futuro. Estoy allí para ayudarlos y animarlos con la habilidad que Dios me ha dado.»

«¡Gracias por sus oraciones! Doy gracias al Señor, que me ha dado esta capacidad para empezar el proyecto. Ahora dejemos que otros lleguen para continuarlo».

Testimonio: Ling Lam, Alianza Global Wycliffe.
Las organizaciones de la Alianza pueden descargar y usar las imágenes de este artículo.

Los desafíos y las bendiciones de la pandemia

Los desafíos y las bendiciones de la pandemia de...

Read more

A través de los ojos de un consultor: Un vistazo a la traducción oral de la Biblia

Evelyn Gan se desempeña como consultora de traduc...

Read more

La traducción oral de la Biblia avanza hacia la vanguardia

Ninguna conversación sobre el movimiento global d...

Read more