Dando a Dios lo que le pertenece - Malasia

Entendiendo el propósito de la recaudación de fondos

Desde Wycliffe Malasia

Dedicación del libro de Marcos en el idioma SEM*, un proyecto financiado localmente. Foto: Wycliffe Malasia

La recaudación de fondos ocupa un lugar significativo en el contexto cristiano. Sin embargo, a menudo suscita interrogantes entre los creyentes. ¿Por qué a veces dudamos en solicitar apoyo? ¿Por qué el intercambio de recursos económicos entre el pueblo de Dios se realiza con temor y cautela? Para comprender verdaderamente la esencia de la recaudación de fondos cristiana, necesitamos una comprensión más clara sobre su propósito.

La recaudación de fondos sirve como un componente vital del ministerio y la divulgación, empoderando a las iglesias y organizaciones cristianas para cumplir sus misiones y servir a sus comunidades. Tomemos, por ejemplo, Wycliffe Malasia, que en 2019 se embarcó en la gestión de proyectos de traducción de la Biblia, confiando en fondos de organizaciones asociadas. En 2021, surgió la necesidad de recaudar fondos a nivel local, lo que llevó a darse cuenta de que la recaudación de fondos es, de hecho, un “ministerio”. Cuando cambiamos nuestra perspectiva y vemos nuestras ofrendas a Dios como una oportunidad y no como una obligación, nos convertimos en catalizadores de un cambio positivo en nuestra comunidad. Como representantes del único Dios verdadero, proclamamos sus increíbles obras a través de la recaudación de fondos.

Abordar la recaudación de fondos como un ministerio requiere un profundo sentido de confianza en Dios. Es necesario confiar en su provisión más que en nuestros esfuerzos. Tal confianza no es una tarea sencilla, pero se puede lograr reconociendo que Dios es la fuente suprema de todos los recursos—nuestro Jehová Jireh, nuestro proveedor.

Cultivar relaciones es la esencia de la recaudación de fondos como ministerio. Los recaudadores de fondos que consideran su trabajo como un ministerio, invierten tiempo y esfuerzos en establecer vínculos significativos con los donantes y simpatizantes. Tratan de entender qué les apasiona y qué les interesa a quienes contribuyen, creando un vínculo entre ellos y las causas que apoyan. Además, la recaudación de fondos como ministerio incluye la administración. Los que se dedican a esta labor reconocen la responsabilidad que tienen de utilizar los recursos sabia y eficazmente.

Aprendiendo a contar historias bíblicas en los idiomas Terbit* y Jaya* durante su primer proyecto local de narración oral de la Biblia. Estos proyectos son financiados conjuntamente con los socios. Foto: Wycliffe Malasia

En última instancia, la recaudación de fondos como ministerio consiste en servir a Dios y a los demás. Constituye un medio para extender el amor al prójimo y marcar una diferencia tangible en el mundo. Cuando vemos la recaudación de fondos desde la óptica del ministerio, deja de ser una carga u obligación para convertirse en una fuente de gozo y satisfacción. Se nos presenta una oportunidad que podemos asumir con orgullo y alegría.

Cuando damos, expresamos nuestra gratitud y agradecimiento a Dios por su abundante provisión en nuestras vidas. Cuando damos con sacrificio, seguimos el ejemplo de Jesús, quien fue un ejemplo de abnegación y generosidad. Con un corazón gozoso, podemos confiar en la provisión de Dios para nuestras necesidades. Al invertir en el Reino de Dios y apoyar la difusión de la esperanza a través del Evangelio, nos convertimos en colaboradores de Dios en su misión de redimir al mundo y llevar a las personas a una relación transformadora con Él. Con nuestras ofrendas, participamos activamente en la obra de renovación y transformación de Dios en el mundo, demostrándole nuestro amor y devoción. Que nuestras ofrendas sean una ofrenda fragante, un sacrificio agradable que traiga honra y gloria a Dios.

* seudónimos

 

Últimas actualizaciones

Ver todos los artículos

01/2024 Américas

Narrar la historia bíblica

Puede que algunos se lleven una sorpresa al ver que un museo forma parte de las organizaciones de la Alianza Global Wycliffe. Sin embargo, los líderes del museo Maná comparten la pasión por inspirar a la gente a explorar la Biblia, su historia y teología.

Lea más

12/2023 Asia, Filipinas

Ver a Dios desde un lente del Antiguo Testamento

Tras terminar exitosamente el Nuevo Testamento en 2009, el pueblo harayoparlante, en colaboración con la Asociación de traductores de Filipinas, descubre más de Dios al traducir el Antiguo Testamento.

Lea más

11/2023 África

Cómo logró CABTAL traducir nueve Nuevos Testamentos en regiones devastadas por la violencia

En algunas partes de Camerún, el trabajo de traducción casi se detiene debido a una crisis sociopolítica que se ha cobrado la vida de 6000 personas desde el año 2017. Aun así, incluso mientras huían por sus vidas, los traductores continuaron redactando borradores de las Escrituras en sus idiomas. Isaac Genna Forchie, miembro del personal de CABTAL y nativo de la región de Bamenda al noroeste de Camerún, viajó a algunas de las zonas afectadas para recopilar historias de primera mano de los equipos de traducción. Jesse Ganglah «Estábamos grabando la historia de la Pascua en idioma lus cuando nos enteramos de que venían los soldados», recuerda Jesse Ganglah, facilitador de grupos que sirven en la Asociación Camerunesa de Traducción de la Biblia y Alfabetización (CABTAL, por sus siglas en inglés). «En ese momento, los soldados estaban furiosos y no se tomaban el tiempo de diferenciar a los separatistas de los civiles, así que todos huían de la aldea». «Todos corrían el riesgo de que les dispararan. La gente huía por el monte hacia Nigeria con sus colchones o colchonetas y demás pertenencias y con sus niños. Aunque se olvidaron la computadora, un valiente traductor se enfrentó al peligro de volver a buscarla». Esta es una de varias historias sobre cómo los traductores bíblicos del noroeste y el sudoeste de Camerún, regiones de habla inglesa, han estado lidiando con una crisis sociopolítica violenta que casi detiene el trabajo de traducción. Aun así, contra todo pronóstico, en los últimos dos años completaron nueve Nuevos Testamentos. Sobre la violencia Estos disturbios civiles comenzaron cuando abogados y docentes anglófonos dejaron de trabajar en octubre de 2016 a modo de protesta por el «intento deliberado» del gobierno central de eliminar dos de sus valores fundamentales: el derecho consuetudinario y el subsistema de educación anglosajón. El gobierno respondió con una feroz represión contra la disidencia, que dio como resultado un aumento de las tensiones y nuevos enfrentamientos a medida que surgía un movimiento separatista. La situación empeoró hasta convertirse en un conflicto armado que todavía perdura y que se ha cobrado las vidas de 6000 personas y ha desplazado a más de 765 000, de las cuales 700 00 eran refugiados en el vecino país de Nigeria y entre los que se encontraban los traductores que huyeron con sus computadoras. Algunos incluso volvieron a ser amenazados por Boko Haram. El proyecto en ngwo, uno de los idiomas que se hablan al noroeste de Camerún, fue uno de los que se las vio cara con cara a la crisis. «Como no terminamos nuestra tarea en 2017, decidimos llevarnos las computadoras a nuestras casas», rememora Siphra Nde. Esa resultó ser la razón por la cual sus computadoras se salvaron. «Cuando nos fuimos, prendieron fuego toda la plaza del mercado, incluida la oficina del proyecto». «Ese fue el último día que utilizamos la oficina», recuerda. Si bien otras personas podían huir hacia tierras remotas en búsqueda de seguridad, para Nde, con 54 años, niños y padres ancianos, era más difícil. Aun así, al día siguiente, caminaron por el monte hasta un lugar cercano a la capital regional, Bamenda. «Le suplicamos a CABTAL y nos enviaron un automóvil para ir a Bamenda y estar seguros», afirma Nde.  «Caminamos por más de 10 horas. Tras llegar a Bamenda, conmocionados, debimos enfrentar otro desafío: conseguir un lugar para dormir». La prima de Nde la hospedó a ella, a sus hijos y a sus padres por dos semanas hasta que Nde pudo alquilar una pequeña habitación donde vivieron varios años. Siphra Nde Trabajar en medio de disparos A punta de pistola, otros como Protus Effange tuvieron que demostrar que solo eran traductores de la Biblia y no espías. «¿Estás seguro de que estás haciendo la obra de Dios?», le preguntó el hombre armado al traductor de bakwere. «El barrio de nuestra oficina cerca de Muea se convirtió en un campo de batalla para separatistas y soldados», recuerda Effange. Casi se les pone fin a las actividades de alfabetización e interacción con las Escrituras. «Recuerdo una vez que estábamos en un taller ―relata Effange―. Nos habíamos reunido y habíamos orado. Cuando estábamos por comenzar, oímos disparos ensordecedores que nos hicieron dispersar». Protus Effange  Privados de la Palabra de Dios La traducción de la Biblia es una tarea compleja y desafiante que requiere dedicación, pericia y colaboración. Por tanto, las crisis de este tipo en todo el mundo suponen una gran amenaza. Los proyectos son retrasados o deben ser cancelados o suspendidos debido a la violencia, los desplazamientos, la inseguridad, la falta de recursos y la demora en las comunicaciones, por lo que millones de personas se han visto privadas de acceder a la Palabra de Dios en su propio idioma. En 2020, se suspendieron unos 30 proyectos de traducción en el país vecino de Nigeria a causa del terrorismo. Por otro lado, la guerra entre Ucrania y Rusia continúa planteando un gran peligro para la traducción de la Biblia en las antiguas naciones soviéticas.  Los desafíos nuevos producen innovación En Camerún, desafíos similares causaron el mismo efecto. Sin embargo, esto impulsó a CABTAL a pensar en algo más allá de lo común. «Antes de la crisis, los traductores podían viajar libremente entre las comunidades para realizar borradores de las Escrituras sin miedo, los alfabetizadores se desplazaban con facilidad y los consultores podían visitar las comunidades. Hasta que, de repente, todo cambió», recuerda Emmanuel Keyeh, director general de CABTAL. «Se ha vuelto difícil incluso que la gente pueda reunirse en un mismo lugar». Si bien esto ha provocado incertidumbre, no sucedió lo peor que podría haber sucedido gracias a que CABTAL ayudó a los traductores que huyeron con sus computadoras y borradores hacia zonas más seguras y a la vecina Nigeria. «Los llevamos a lugares a los que podían acceder los consultores de traducción», dijo Keyeh.   Acceder a las necesidades básicas se volvió un desafío. «CABTAL nos dio algunas bolsas de arroz y algo de dinero para nuestros gastos», recuerda Siphra Nde, quien, de esta manera, pudo continuar realizando el borrador del Nuevo Testamento en ngwo. Las actividades de alfabetización se salieron de lo tradicional y adoptaron una nueva forma. «Animamos a las comunidades a involucrarse con la alfabetización urbana y digital», dijo Keyeh. Cuando cerraron las escuelas, los maestros alfabetizadores que enseñan en ngwo siguieron a los estudiantes a las iglesias y a sus escondites, donde se siguió enseñando y ellos siguieron aprendiendo. Dr Emmanuel Keyeh Lufang Frutos que traen esperanza Al igual que los equipos de ngwo y bakwere, los de los idiomas mankon, ngie, moghamo, essimbi, mmen, esu y weh vivieron experiencias únicas. No obstante, su gran esperanza está en el recién terminado Nuevo Testamento en estas lenguas, que ha sido compuesto y enviado a imprenta. En este momento, las comunidades están recaudando fondos y movilizándose para su dedicación. El año pasado, antes de fallecer, su venerado líder tradicional mankon, Fon Angwafo III, recibió con alegría la copia de los traductores. «La presentó a los pastores y nos asignó un terreno para que construyamos un centro de alfabetización donde también podamos traducir el Antiguo Testamento», dijo Magerate Ndenge, una traductora de mankon. El equipo de bakwere espera que la traducción tenga un gran impacto. Uno de los traductores recuerda cuando visitaron a un anciano custodio de su lengua. «A pesar de que estaba enfermo, queríamos que escuchara una porción de las Escrituras que tradujimos para confirmarnos si sonaba natural», dijo Protus Effange. El custodio invitó a todos sus hijos y nietos a la sesión. «Mientras leía, vi que le caían lágrimas de los ojos. Me detuve y le pregunté si sus dolores estaban empeorando. Y él me respondió: “Estás leyendo directamente a mi corazón”». Este hombre, que no podía mantenerse erguido, de repente se puso de pie y caminó hacia los traductores para despedirlos cuando regresaban. Effange espera con ansias la manera en que el Nuevo Testamento completo impactará a su comunidad. Habían establecido una fecha para la dedicación, pero la pospusieron porque su Nuevo Testamento no llegó cuando lo esperaban inicialmente. «Nos parece raro que, incluso en medio de esta situación sociopolítica, la productividad haya aumentado», explicó Keyeh, el director general de CABTAL. Añadió que la innovación le ha dado a la gente de la diáspora la oportunidad de aprender a leer y escribir en sus idiomas, ya sea de manera virtual o en persona. «Si bien han surgido desafíos, los ajustes nos han permitido ver resultados bastante formidables de lo que Dios está haciendo en estas comunidades». El equipo de mfumte continúa con la traducción de su Nuevo Testamento en este espacio que les donó amablemente una iglesia de la aldea vecina de Magba. ••• Descripciones de las fotos: (Créditos de las fotos: Isaac Genna Forchie) Las organizaciones de la Alianza pueden descargar las imágenes de este artículo.


Lea más