Encontrar a Dios en la quietud

Historias para alentar y fortalecer  Día Mundial de Oración de Wycliffe 2021

En enero de 2021, el equipo de oración de la Alianza Global Wycliffe realizó un retiro virtual. Con la ayuda de Karen Block, miembro del equipo de vida espiritual de SIL International, compartimos una hora juntos por día en Zoom. Esto nos ponía en sintonía para las 24 horas siguientes, pero luego cada uno pasaba varias horas al día orando solo, meditando y realizando actividades de oración a medida que buscábamos a Dios para que él nos renovara y guiara para el año venidero.

Nuestro pasaje de la semana fue Jeremías 17:5-9, que habla de que aquellos que están profundamente arraigados en Dios experimentan vidas fructíferas sin importar las circunstancias. Dios nos habló de forma muy clara. Al final del retiro, sentimos que nuestra meta para el año como equipo era ser fortalecidos por Dios para fortalecer a los demás.

Estos son algunos de los testimonios del equipo:

«Apartar un tiempo para descansar y renovarse espiritualmente fue una experiencia maravillosa. A medida que esperamos en Dios, él nos habló profundamente a cada uno de forma individual, pero también nos dijo cosas muy similares a todos como equipo. Orar en soledad, sobre todo en mi casa, me costó más de lo que esperaba, pero tuve encuentros importantes con Dios. Salí con la certeza de que él quiere que cada uno de nosotros beba de él hasta el fondo cada día. 

Dios fue muy bueno con nosotros, la manera en la que nos habló reflejaba nuestras propias experiencias. Les dijo cosas muy similares a dos miembros del equipo utilizando imágenes familiares para ellos: la imagen del bambú para alguien que reside en Asia y la selva amazónica para alguien que está en América».

+++

«Mientras meditábamos en el pasaje de la Escritura, esta frase resaltó para mí: "Será como el árbol plantado junto a las aguas [...] ni dejará de dar fruto". A veces somos propensos a preocuparnos de no estar haciendo lo suficiente, de no estar produciendo como deberíamos o de no estar siendo eficaces en el ministerio al que fuimos llamados. Este versículo nos recuerda que si nuestra confianza está en Dios y tomamos de la corriente de su Palabra, daremos fruto. Es así. No debemos centrarnos en cuánto estamos produciendo; podemos confiar y descansar en que siempre daremos fruto. ¡Este mensaje me animó!».

+++

«"Fortalecidos para fortalecer", eso fue lo que me llevé de un retiro espiritualmente renovador. Aunque fue un retiro virtual, juntos, con corazones unánimes, buscamos la gracia del Señor por el poder del Espíritu Santo y de su Palabra. Fue una experiencia poderosa de aprendizaje visual ya que la visualización creativa nos ayudó a ver que nuestra prioridad es fortalecer nuestras raíces, producir fruto y permanecer verdes. Y al unir nuestra fuerza y nuestras raíces en Cristo, tomamos de la plenitud de su gracia e impartimos de esa misma bondad y amor a las comunidades a las que servimos. Nuestra confianza permanece sólo en Dios. "Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento" (1 Corintios 3:7 RVR1960)».

+++

«En medio de un contexto un tanto caótico y rodeado de responsabilidades familiares, Dios me llamó a un retiro. Aun los pequeños momentos en los que me aparté para escucharlo y contemplarlo terminaron siendo inesperadamente renovadores. Comenzó a sembrar en mi corazón a través del primer ejercicio de Lectio Divina. Hubo dos cosas de Jeremías 17:8 que resaltaron para mí: no temer al calor y no preocuparse en el año de sequía. Escribí en mi diario: "Las preocupaciones y el miedo han rodeado mi vida con sus raíces y espinas. ¡Deseo liberarme de ellos! En su lugar, quiero que la confianza y la fe en el Señor formen raíces fuertes alrededor de mi vida". Vino a mi mente la imagen de esas raíces de preocupación y miedo enroscadas alrededor de mi vida ahogándola, y comencé a lagrimear. "Bendito el varón que confía en Jehová" (v. 7). Tal vez la confianza nazca cuando permitimos que Dios voltee la tierra para revelar las cosas que necesitan ser expuestas en la luz y que nos muestre los rincones de nuestras vidas en los que nuestras raíces necesitan sanidad».

+++

«Hubo dos palabras o frases que resaltaron para mí en el pasaje de Jeremías: raíces profundas y agua. Mientras contemplaba esto ante el Señor, comencé a pensar en las plantas.

Una planta que no tiene raíces sanas no crecerá bien y acabará muriendo. Hay muchas plantas que tienen sus raíces escondidas bajo el suelo. La única manera de saber si una planta es saludable y está creciendo es observando si su follaje es exuberante y si lleva fruto. La vida de la planta comienza y radica en sus raíces.

Las raíces de una planta, aunque estén ocultas en la oscuridad, no permanecen ociosas ni esperan pasivamente a que algo suceda, sino que se extienden hacia lo profundo en busca de agua. Me alienta saber que los tiempos de oscuridad son también los tiempos para profundizar en busca de agua. El agua es un símbolo de vida. El Espíritu Santo es el agua de Dios que revitaliza, energiza, fortalece y refresca. Seguir a Cristo para ser fortalecidos y estar arraigados en él es un acto continuo (Colosenses 2:6-7). Dios regará, renovará y fortalecerá a otros a través de mi vida mientras yo ponga mi confianza en él. Él da el crecimiento (1 Corintios 3:6).

Fue un placer experimentar el corazón de Dios expresándose a través de cada miembro del equipo. Él nos habló de forma individual y luego confirmó esa palabra a través de cada uno durante el tiempo de compartir».

+++

«Karen oró por el equipo según las palabras de Salmos 52:8: "Pero yo estoy como olivo verde en la casa de Dios. En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre". La idea de estar así en la casa de Dios es preciosa. Que se vuelva una realidad para mí y para nosotros como equipo de oración». 

 

Haga Clic para regresar a:

Últimas actualizaciones

Ver todos los artículos

01/2024 Américas

Narrar la historia bíblica

Puede que algunos se lleven una sorpresa al ver que un museo forma parte de las organizaciones de la Alianza Global Wycliffe. Sin embargo, los líderes del museo Maná comparten la pasión por inspirar a la gente a explorar la Biblia, su historia y teología.

Lea más

12/2023 Asia, Filipinas

Ver a Dios desde un lente del Antiguo Testamento

Tras terminar exitosamente el Nuevo Testamento en 2009, el pueblo harayoparlante, en colaboración con la Asociación de traductores de Filipinas, descubre más de Dios al traducir el Antiguo Testamento.

Lea más

11/2023 África

Cómo logró CABTAL traducir nueve Nuevos Testamentos en regiones devastadas por la violencia

En algunas partes de Camerún, el trabajo de traducción casi se detiene debido a una crisis sociopolítica que se ha cobrado la vida de 6000 personas desde el año 2017. Aun así, incluso mientras huían por sus vidas, los traductores continuaron redactando borradores de las Escrituras en sus idiomas. Isaac Genna Forchie, miembro del personal de CABTAL y nativo de la región de Bamenda al noroeste de Camerún, viajó a algunas de las zonas afectadas para recopilar historias de primera mano de los equipos de traducción. Jesse Ganglah «Estábamos grabando la historia de la Pascua en idioma lus cuando nos enteramos de que venían los soldados», recuerda Jesse Ganglah, facilitador de grupos que sirven en la Asociación Camerunesa de Traducción de la Biblia y Alfabetización (CABTAL, por sus siglas en inglés). «En ese momento, los soldados estaban furiosos y no se tomaban el tiempo de diferenciar a los separatistas de los civiles, así que todos huían de la aldea». «Todos corrían el riesgo de que les dispararan. La gente huía por el monte hacia Nigeria con sus colchones o colchonetas y demás pertenencias y con sus niños. Aunque se olvidaron la computadora, un valiente traductor se enfrentó al peligro de volver a buscarla». Esta es una de varias historias sobre cómo los traductores bíblicos del noroeste y el sudoeste de Camerún, regiones de habla inglesa, han estado lidiando con una crisis sociopolítica violenta que casi detiene el trabajo de traducción. Aun así, contra todo pronóstico, en los últimos dos años completaron nueve Nuevos Testamentos. Sobre la violencia Estos disturbios civiles comenzaron cuando abogados y docentes anglófonos dejaron de trabajar en octubre de 2016 a modo de protesta por el «intento deliberado» del gobierno central de eliminar dos de sus valores fundamentales: el derecho consuetudinario y el subsistema de educación anglosajón. El gobierno respondió con una feroz represión contra la disidencia, que dio como resultado un aumento de las tensiones y nuevos enfrentamientos a medida que surgía un movimiento separatista. La situación empeoró hasta convertirse en un conflicto armado que todavía perdura y que se ha cobrado las vidas de 6000 personas y ha desplazado a más de 765 000, de las cuales 700 00 eran refugiados en el vecino país de Nigeria y entre los que se encontraban los traductores que huyeron con sus computadoras. Algunos incluso volvieron a ser amenazados por Boko Haram. El proyecto en ngwo, uno de los idiomas que se hablan al noroeste de Camerún, fue uno de los que se las vio cara con cara a la crisis. «Como no terminamos nuestra tarea en 2017, decidimos llevarnos las computadoras a nuestras casas», rememora Siphra Nde. Esa resultó ser la razón por la cual sus computadoras se salvaron. «Cuando nos fuimos, prendieron fuego toda la plaza del mercado, incluida la oficina del proyecto». «Ese fue el último día que utilizamos la oficina», recuerda. Si bien otras personas podían huir hacia tierras remotas en búsqueda de seguridad, para Nde, con 54 años, niños y padres ancianos, era más difícil. Aun así, al día siguiente, caminaron por el monte hasta un lugar cercano a la capital regional, Bamenda. «Le suplicamos a CABTAL y nos enviaron un automóvil para ir a Bamenda y estar seguros», afirma Nde.  «Caminamos por más de 10 horas. Tras llegar a Bamenda, conmocionados, debimos enfrentar otro desafío: conseguir un lugar para dormir». La prima de Nde la hospedó a ella, a sus hijos y a sus padres por dos semanas hasta que Nde pudo alquilar una pequeña habitación donde vivieron varios años. Siphra Nde Trabajar en medio de disparos A punta de pistola, otros como Protus Effange tuvieron que demostrar que solo eran traductores de la Biblia y no espías. «¿Estás seguro de que estás haciendo la obra de Dios?», le preguntó el hombre armado al traductor de bakwere. «El barrio de nuestra oficina cerca de Muea se convirtió en un campo de batalla para separatistas y soldados», recuerda Effange. Casi se les pone fin a las actividades de alfabetización e interacción con las Escrituras. «Recuerdo una vez que estábamos en un taller ―relata Effange―. Nos habíamos reunido y habíamos orado. Cuando estábamos por comenzar, oímos disparos ensordecedores que nos hicieron dispersar». Protus Effange  Privados de la Palabra de Dios La traducción de la Biblia es una tarea compleja y desafiante que requiere dedicación, pericia y colaboración. Por tanto, las crisis de este tipo en todo el mundo suponen una gran amenaza. Los proyectos son retrasados o deben ser cancelados o suspendidos debido a la violencia, los desplazamientos, la inseguridad, la falta de recursos y la demora en las comunicaciones, por lo que millones de personas se han visto privadas de acceder a la Palabra de Dios en su propio idioma. En 2020, se suspendieron unos 30 proyectos de traducción en el país vecino de Nigeria a causa del terrorismo. Por otro lado, la guerra entre Ucrania y Rusia continúa planteando un gran peligro para la traducción de la Biblia en las antiguas naciones soviéticas.  Los desafíos nuevos producen innovación En Camerún, desafíos similares causaron el mismo efecto. Sin embargo, esto impulsó a CABTAL a pensar en algo más allá de lo común. «Antes de la crisis, los traductores podían viajar libremente entre las comunidades para realizar borradores de las Escrituras sin miedo, los alfabetizadores se desplazaban con facilidad y los consultores podían visitar las comunidades. Hasta que, de repente, todo cambió», recuerda Emmanuel Keyeh, director general de CABTAL. «Se ha vuelto difícil incluso que la gente pueda reunirse en un mismo lugar». Si bien esto ha provocado incertidumbre, no sucedió lo peor que podría haber sucedido gracias a que CABTAL ayudó a los traductores que huyeron con sus computadoras y borradores hacia zonas más seguras y a la vecina Nigeria. «Los llevamos a lugares a los que podían acceder los consultores de traducción», dijo Keyeh.   Acceder a las necesidades básicas se volvió un desafío. «CABTAL nos dio algunas bolsas de arroz y algo de dinero para nuestros gastos», recuerda Siphra Nde, quien, de esta manera, pudo continuar realizando el borrador del Nuevo Testamento en ngwo. Las actividades de alfabetización se salieron de lo tradicional y adoptaron una nueva forma. «Animamos a las comunidades a involucrarse con la alfabetización urbana y digital», dijo Keyeh. Cuando cerraron las escuelas, los maestros alfabetizadores que enseñan en ngwo siguieron a los estudiantes a las iglesias y a sus escondites, donde se siguió enseñando y ellos siguieron aprendiendo. Dr Emmanuel Keyeh Lufang Frutos que traen esperanza Al igual que los equipos de ngwo y bakwere, los de los idiomas mankon, ngie, moghamo, essimbi, mmen, esu y weh vivieron experiencias únicas. No obstante, su gran esperanza está en el recién terminado Nuevo Testamento en estas lenguas, que ha sido compuesto y enviado a imprenta. En este momento, las comunidades están recaudando fondos y movilizándose para su dedicación. El año pasado, antes de fallecer, su venerado líder tradicional mankon, Fon Angwafo III, recibió con alegría la copia de los traductores. «La presentó a los pastores y nos asignó un terreno para que construyamos un centro de alfabetización donde también podamos traducir el Antiguo Testamento», dijo Magerate Ndenge, una traductora de mankon. El equipo de bakwere espera que la traducción tenga un gran impacto. Uno de los traductores recuerda cuando visitaron a un anciano custodio de su lengua. «A pesar de que estaba enfermo, queríamos que escuchara una porción de las Escrituras que tradujimos para confirmarnos si sonaba natural», dijo Protus Effange. El custodio invitó a todos sus hijos y nietos a la sesión. «Mientras leía, vi que le caían lágrimas de los ojos. Me detuve y le pregunté si sus dolores estaban empeorando. Y él me respondió: “Estás leyendo directamente a mi corazón”». Este hombre, que no podía mantenerse erguido, de repente se puso de pie y caminó hacia los traductores para despedirlos cuando regresaban. Effange espera con ansias la manera en que el Nuevo Testamento completo impactará a su comunidad. Habían establecido una fecha para la dedicación, pero la pospusieron porque su Nuevo Testamento no llegó cuando lo esperaban inicialmente. «Nos parece raro que, incluso en medio de esta situación sociopolítica, la productividad haya aumentado», explicó Keyeh, el director general de CABTAL. Añadió que la innovación le ha dado a la gente de la diáspora la oportunidad de aprender a leer y escribir en sus idiomas, ya sea de manera virtual o en persona. «Si bien han surgido desafíos, los ajustes nos han permitido ver resultados bastante formidables de lo que Dios está haciendo en estas comunidades». El equipo de mfumte continúa con la traducción de su Nuevo Testamento en este espacio que les donó amablemente una iglesia de la aldea vecina de Magba. ••• Descripciones de las fotos: (Créditos de las fotos: Isaac Genna Forchie) Las organizaciones de la Alianza pueden descargar las imágenes de este artículo.


Lea más