Reconsiderando la consultoría: La pandemia acelera la comprobación virtual

Por Grace Chou /

Vista sobre Honiara desde el Parlamento. Fotografía: Elyse Patten

Las restricciones para viajar al extranjero durante la pandemia han dado lugar a una bendición inesperada. El proyecto de traducción de la Biblia a Bilua en las Islas Salomón llevó a cabo una revisión virtual con consultores internacionales, a quienes no podrían haber llevado al lugar para hacer un trabajo cara a cara.

En cuanto al trabajo de traducción de la Biblia, la revisión del consultor es el paso final previo a la publicación de la traducción. Sin embargo, no hay suficientes consultores que lleven a cabo dichas verificaciones.

Durante los últimos dos años, el equipo de liderazgo del área Asia – Pacífico de la Alianza Global Wycliffe realizó un estudio para averiguar cuántos proyectos de traducción en la región necesitaban verificaciones por parte de consultores y para conocer la carga de trabajo de los consultores actuales. Esta encuesta formó parte de los esfuerzos para fomentar un mayor intercambio de recursos de consultores entre las organizaciones de la Alianza en Asia -Pacífico. La idea es facilitar a las organizaciones con más recursos de consultoría para atender los proyectos de traducción que los necesiten.

Cambios provocados por la pandemia

Cuando se desencadenó la pandemia, el equipo de traducción del Antiguo Testamento para el pueblo Bilua en las Islas Salomón buscó una solución de consultoría para mantener el trabajo en progreso. El equipo de liderazgo de Asia-Pacífico de la Alianza sugirió que probaran un nuevo modelo e invitaran a diferentes entidades del área de Asia-Pacífico a participar en las verificaciones comunitarias para el Antiguo Testamento de Bilua (Reyes). Los tres consultores que participaron en el proyecto procedían de Australia, Singapur y Taiwán. La consultora australiana de traducción, Debbie Conwell, que ha estado sirviendo durante mucho tiempo en las Islas Salomón, actuó como puente intercultural, vinculando al equipo de Bilua con consultores externos. El consultor de recursos de Singapur «Shan» (seudónimo) fue el asesor. Y yo, Grace Chou, la consultora taiwanesa de traducción, quien supervisó la revisión de consultoría del Antiguo Testamento a Bilua. El equipo de traducción de Bilua incluyó al traductor Jonah Onama y a un pastor.

Un niño rema en canoa en el lago que corre desde la ciudad capital de Honiara de las Islas Salomón. Fotografía: Elyse Patten.

La población de Bilua es de aproximadamente 5, 000 habitantes. Hace algunas décadas, los traductores de Wycliffe Bible tradujeron el Nuevo Testamento en Bilua. Posteriormente, la iglesia Bilua nombró algunos traductores para el Antiguo Testamento. Hace cinco años, el primer traductor murió, y su hermano menor, Jonah, continuó el trabajo. De hecho, se ha redactado la traducción del Antiguo Testamento Bilua. Sin embargo, aun no se ha publicado debido a la falta de fondos para las verificaciones por parte del consultor. Inesperadamente, la pandemia ha hecho posible y aceptable la revisión por parte de consultores en línea, y los costos más bajos han permitido que los planes de publicación sigan adelante.

Históricamente, los grupos de traducción bíblica en las Islas Salomón han dependido del apoyo financiero y de los recursos de organizaciones internacionales. Debbie señaló que los esfuerzos de traducción de la Biblia en las Islas Salomón son dirigidos por la iglesia local. Sin embargo, debido a que no hay suficientes fondos, el ser capaz de completar y publicar su traducción es toda una sorpresa. Como resultado, ella se abruma con acción de gracias cuando menciona cómo, irónicamente, la pandemia permitió que los borradores terminados fueran verificados por un consultor.

mifala no lookim yu

(En el sentido de las agujas del reloj desde la esquina superior izquierda) Debbie Conwell, Grace Chou, Jonah Onama (derecha) y el pastor, y Shan trabajan juntos en una sesión de revisión sobre Zoom.

Las islas donde vive el pueblo Bilua no tienen electricidad ni acceso a Internet. Jonah y un pastor asistente tienen que tomar un paseo de dos días en bote para llegar a la oficina de traducción de la capital de las Salomón, Honiara para conectarse en línea con el consultor verificador. Hubo cierta preocupación acerca de dos personas Bilua, nuevas en las reuniones en línea, realizando comprobaciones con consultores con los que no estaban familiarizados. Sin embargo, con mucha oración e interacciones regulares con los consultores, los miembros del equipo de Bilua se han vuelto cada vez más cómodos expresando sus puntos de vista, lo que permite que los controles del consultor progresen sin problemas.

A pesar que el equipo estaba revisando el texto Bilua, los idiomas que usaban para comunicarse entre los miembros del equipo eran inglés y pidgin, el lenguaje vernáculo usado en las Islas Salomón. No puedo entender pidgin y tuve que confiar en Debbie para la traducción. Sin embargo, desde entonces ¡he aprendido una frase en Pidgin! La computadora utilizada por los miembros del equipo de Bilua a menudo entraba en modo de suspensión, lo que significaba que no podíamos verlos en el video. Cada vez que esto ocurría, Debbie decía mifala no lookim yu, que significa «no podemos verte». Entonces Jonah activaba su computadora para que pudiéramos verlos. Después de haber escuchado esta frase durante unos días, un día cuando su computadora volvió a entrar en modo de suspensión, dije “mifala no lookim yu”. Apenas había completado la frase cuando se escuchaba la risa de los miembros del equipo de Bilua,y muy pronto se podían ver. Supongo que mi pronunciación no era muy precisa, y les pareció divertida.

Aprendizaje a través del proceso

Una mujer vende lechuga en el mercado central de Honiara. Fotografía: Elyse Patten

Shan, el consultor de Singapur, lleva décadas de experiencia llevando a cabo verificaciones de consultoría de traducción de la Biblia. El resultado de la revisión del consultor de Bilua fue definitivamente mucho mejor con su manejo. No obstante, para darme la oportunidad de crecer, ella me permitió intentarlo y me dio mucho aliento y orientación durante el camino. Antes de iniciar las verificaciones, me sentía ansiosa y preocupada de echar todo a perder. Shan me dijo: «¡No te preocupes! Dios cuidará de Su propia Palabra”. De hecho, a menudo sentí que el Espíritu Santo nos abría los ojos y nos llevaba a tomar nota de puntos importantes que necesitaban cambios a través de todo el proceso de revisión. Al mismo tiempo, Shan a menudo me recordaba: «Aunque yo tengo décadas de experiencia en consultoría, me acerco a cada consultor de revisión con miedo y temblando, porque estamos manejando la Palabra de Dios. Creo que el enfoque correcto es la humilde confianza en Dios».

Estándares elevados

La revisión de consultores para la traducción Bilua de Reyes no es más que un pequeño paso en los planes de la Alianza para la revisión de traducciones. Hacer revisiones en línea reduce de manera significativa los costos y permite la participación de más consultores en más localidades, de esa manera elevando los estándares de las revisiones. Basados en la experiencia de la traducción Bilua, el departamento del programa del servicio de idiomas de Asia-Pacífico ha implementado algunos principios rectores y políticas para ayudar a los futuros esfuerzos de cooperación en materia de revisión de consultores en la región de Asia- Pacífico.

Un joven de las Islas Salomón. Fotografía: Marc Ewell

Aunque la traducción del Antiguo Testamento al Bilua fue redactada hace bastante tiempo, hasta el momento, únicamente el 5 por ciento del material ha sido revisado por consultores. Las organizaciones de la Alianza que participaron en esta ronda de cooperación están felices de seguir ayudando con la traducción de Bilua, aunque el proyecto todavía necesita la participación de muchos consultores. Esperamos que la revisión del consultor para la traducción Bilua del Antiguo Testamento pueda ser completada en los próximos años para que pueda ser publicada oficialmente.

Los países de Asia-Pacífico, como las Islas Salomón, India e Indonesia, todavía tienen muchos borradores completos de traducciones del Antiguo y Nuevo Testamento en espera de verificaciones de consultores. La Alianza espera con interés más esfuerzos de cooperación en conseguir que las traducciones de la Biblia sean publicadas para que puedan ser utilizadas en las iglesias locales.

 

Las organizaciones de la Alianza pueden descargar las imágenes de esta historia.

‘JUCUM tiene gente’… y una gran visión

Hace varios años, David Hamilton estaba realizando entrevistas en vid...

Read more

El Foro de Comunicaciones de Europa se Globaliza

No todas las 120 organizaciones de la Alianza Global Wycliffe tienen e...

Read more

Más que Recaudar Fondos: Evento de fortalecimiento de Las Alianzas en Asia-Pacífico

Un nuevo evento de financiación de varias agencias en Asia logró muc...

Read more