La Alianza Global Wycliffe en Comunidad

Trasfondo

Estos principios fueron desarrollados a partir de las reflexiones y diálogos de la Consulta Misionológica de la Alianza Global Wycliffe sobre Comunidad, celebrada en Accra, Ghana el 18 y 19 de agosto de 2012.

Participaron en la consulta 12 personas provenientes de nueve países.

Fundamentos

La Alianza Global Wycliffe en Comunidad tiene como fundamento las declaraciones centrales de la Alianza (Visión, Misión y Valores de la Alianza Global Wycliffe).

Principios rectores

La comunidad constituye el fundamento para la existencia de la Alianza. Si bien las Organizaciones Participantes de la Alianza comparten muchas metas en común, no somos una comunidad solo por tener metas en común. Nuestra participación en la misión de Dios fluye de la comunión con el Dios Trino y de nuestra comunión dentro del Cuerpo de Cristo. Somos comunidad porque compartimos con alegría una vida en común en Cristo.

Apreciamos y alentamos la naturaleza interdependiente e interconectada de todas las Organizaciones de la Alianza, procurando glorificar a Dios y servir juntos en los movimientos de traducción de la Biblia.

Al servir juntos en comunidad, nos amamos, nos respetamos y nos honramos mutuamente. Es nuestra responsabilidad colectiva buscar la sabiduría y el discernimiento del Señor para fomentar, mentorear, asistir y asesorar el uno al otro. Buscamos comprender los contextos y las culturas. Generamos espacios para escucharnos unos a otros y para decir la verdad en amor. Nuestra interdependencia e interrelación genera un ambiente donde todas las Organizaciones de la Alianza dan y reciben con generosidad y amabilidad. Reconocemos que no somos dueños, sino solamente mayordomos de los dones que Dios nos ha entregado. Nos afirmamos unos a otros por lo que somos y no por lo que contribuimos, o por la cantidad con la que contribuimos. Nuestra principal meta es glorificar a Dios juntos.

Principios de la comunidad

  1. Fuimos creados para comunidad y fuimos llamados a comunidad (creación y llamado).
  2. Somos el pueblo de Dios, llamados a relacionarnos y comportarnos de manera consistente y con amor de acuerdo a las instrucciones de su Palabra y al ejemplo de Cristo (identidad, quiénes somos juntos).
  3. Vivir y servir en comunidad glorifica a Dios y proporciona un ejemplo tangible del Evangelio en acción. Reflejamos la imagen de Dios al modelar intencionalmente una comunidad auténtica (la manera cómo vivimos juntos).
  4. Una comunidad que glorifica a Dios atrae a la gente a Dios y a su misión (lo que hacemos juntos).

Principios claves para las organizaciones de la Alianza en comunidad

  1. Diseñados para comunidad

Principio: Somos creados esencialmente para comunidad y llamados explícitamente a comunidad.

La comunidad es integral a la naturaleza de Dios. El Dios Trino vive en unidad perfecta como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Él nos ha creado y nos ha llamado a estar en comunión con Él y en comunidad con otros.

La verdadera comunidad bíblica abarca tanto la unidad como la diversidad, tal como lo demuestra el Dios trino. Reconoce al individuo sin ser individualista. Reconoce y busca el holismo y el shalom en el que todos los miembros de la comunidad bendicen y son bendecidos unos a otros.

  • La naturaleza de Dios: La Trinidad existe en unidad y comunidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo viven y sirven juntos con alegría, con diversas funciones; sin embargo siguen siendo uno y tienen un propósito unido.
  • Diseñados para pertenecer: Hemos sido creados a imagen de Dios para participar en y para comunidad. Fuimos diseñados para pertenecerle a Él, y para pertenecernos unos a otros. Nuestros dones y habilidades diversos y particulares fueron diseñados para ser compartidos y para servir en la comunidad integral.
  • No es una elección: La comunidad, para el pueblo de Dios, es nuestra realidad. Es nuestro estado de ser. No es una opción. Existimos en comunidad. Estamos siendo, bien o mal, una comunidad; pero en cualquier caso, existimos como comunidad.
  1. Identificados en comunidad

Principio: Somos el pueblo de Dios, llamados a relacionarnos y comportarnos de manera consistente y con amor de acuerdo con las instrucciones de su Palabra y el ejemplo de Cristo.

La Alianza debe adoptar y revelar una vida en comunidad que brote de nuestra vida dentro del Cuerpo de Cristo. Someternos a Dios en todo lo que somos, y por lo tanto en todo lo que hacemos, exige obediencia de pensamiento, actitud y acción.

  • Identificados como pueblo de Dios: Junto a los seguidores de Cristo en todo el mundo, hemos sido redimidos para ser la comunidad de Dios, Su Iglesia. El Espíritu Santo es derramado sobre la comunidad de los creyentes para que podamos glorificar a Dios y ser una bendición para las naciones. Nos identificamos como pueblo de Dios.
  • Esencial para vivir en el Reino: Nuestra identidad no se encuentra en nosotros mismos, sino en lo que somos en Dios y en lo que somos unos con otros. La comunidad es esencial para vivir en el Reino.
  • La calidad de la comunidad: La participación en la comunidad se trata de ser, no sólo de hacer. El ser impregna todo el hacer.
  1. Comunidad en acción

Principio: Vivir y servir en comunidad glorifica a Dios y proporciona un ejemplo tangible del Evangelio en acción.

Nuestro deseo es ser un ejemplo visible de la comunidad del Evangelio. El amor de Dios debe ser ejemplificado en todo lo que hacemos. Como parte de la Iglesia y del Cuerpo de Cristo, estamos destinados a reflejar la imagen de Dios, reflejar Su gloria.
La experiencia de participar en comunidad debe ser una experiencia de apoyo y aliento mutuos. Respetaremos y honraremos las diversas voces y los dones de cada organización dentro de la comunidad de la Alianza. Juntos buscamos discernir la voluntad de Dios.

  • Reflejamos la imagen de Dios al modelar intencionalmente la auténtica comunidad: Nuestro deseo es ser una comunidad que demuestre amor, compromiso mutuo, interdependencia, respeto y relaciones profundas y de confianza que glorifiquen a Dios.
    • Intencionalidad: Vivir y servir de manera intencional y con propósito en verdadera comunidad nos permite entender mejor a Dios y a los demás, y ser así un testimonio al mundo.
    • Autenticidad: Siguiendo el ejemplo de la Trinidad deseamos ser abiertos, honestos, veraces y fieles.
    • La oración y la Palabra de Dios son esenciales para la relación y la madurez en comunidad: Solo podemos aprender, crecer y saber más de Dios y de Su deseo para nuestra vida en comunidad, si tenemos un compromiso continuo en nuestra relación con Él y con el estudio de Su Palabra. Al conocerlo, nuestro amor hacia Él y hacia los demás va a crecer y a profundizarse.
    • Las relaciones son una alegría y un privilegio, no solo una responsabilidad: Las relaciones no son un medio para un fin; sino que son expresiones de nuestra valoración de Dios y de valorarnos entre sí.
  1. La atracción de la comunidad

Principio: Una comunidad que glorifica a Dios atrae a la gente a Dios y a su misión.

Como Alianza servimos en comunidad unos con otros y con el Cuerpo de Cristo en su totalidad. Abrazamos y revelamos una vida en comunidad que brota de nuestra unidad dentro del Cuerpo de Cristo. Ser una Alianza es más que un modelo organizacional para funcionar de manera colectiva como distintas organizaciones. Buscamos ser un modelo vivo del Reino, que muestre la unidad armoniosa y la diversidad del cuerpo de Cristo, para que otros se sientan atraídos a participar en comunidad.

  • El respeto y la inclusión son una fuerza de atracción.
  • Vemos y respetamos el valor de los individuos y la comunidad.
  • La apertura, la transparencia y la vulnerabilidad son claves para ser una comunidad que atraiga.
  • Invitación: Al participar en la misión de Dios, atraemos e invitamos a otros a esa comunidad.

APÉNDICE

Ser y hacer: Somos redimidos, restaurados y empoderados en amor a través del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Significa que nuestros pensamientos, actitudes y acciones deben reflejar el amor, la unidad y la diversidad que vemos en la Trinidad. Significa que nuestro ser y hacer  se entrelazan para presentar un retrato atractivo (aunque aún imperfecto) del Reino de Dios, que ha venido y que está viniendo. La Alianza procura ser una comunidad que brinda este modelo, en la reflexión y en la práctica.

Las siguientes son expresiones de la vida del Reino, de estar  en Cristo en comunidad:

  • Permanecer en Cristo – Jn. 15:4; Col 3:4
  • Amor– 1Co. 13; Ef 4:16
  • Comunión con Dios y dependencia de Dios – Jn. 15:5; 1P. 4:11; Sal. 25:5; Sal. 27:4
  • Respeto – Ro. 12:10; 1P. 3:15
  • Justicia – Dt. 16:19, 20; Sal 11:7; Is. 1:17; Am. 5:24; Mt. 23:23
  • Misericordia – Neh. 9:31; Is. 63:9; Zac. 7:9; Mt. 5:7; Ro. 12:8; Stg. 3:17
  • Generosidad: lo que tenemos no es nuestro sino Suyo – Ro. 12:6, 1P. 4:10, 1Co. 12:1, 2Co. 8:1, 13-14, 9:11-14, He. 13:16
  • Unidad y compañerismo – Jn. 17, He. 10:24, 25, 1Jn. 1:3
  • Compromiso – 1 Co. 4:2; 2 Co. 8:2
  • Compasión – Ex. 34:6; Sal. 111:4; Sal. 112:4; Zac. 7:9; 2Co. 1:3; Col. 3:12; 1P. 3:8
  • Gracia – Zac. 12:10; Jn. 1:14-17; Hch. 20:32; Ro. 12:6; 2Co. 1:12; 12:9; Ef. 4:7
  • Fe – 1S. 12:24; Sal. 30:4; Pr. 2:8; Mt. 21:21; Hch. 16:05; Ro. 1:5-17
  • Confianza – 2S. 7:28; Sal. 9:10; Sal. 125:1; Neh. 1:7; Ro. 15:13
  • Igualdad: nadie ni ningún tipo de servicio se valora más que otro – 2Co. 8:13-14
  • Interdependencia: ni dependencia ni independencia – 1Co. 12:7; 1P. 4:10-11
  • Humildad – Lc. 10:12; Jn. 15:5; Ro. 12:3; Ef. 3:7-8
  • Autenticidad – Zac. 8:16; Jn. 4:23; Ef. 4:24; Fil. 4:8

Las siguientes son expresiones del hacer en la vida del Reino, que fluyen del ser:

  • Traducción de la Biblia – un ejemplo tangible de servir en comunidad
  • Convertirse en «profesionales reflexivos»
  • Discipulado: una parte de la vida del Cuerpo, una formación continua en la vida en comunidad con Dios y entre nosotros – 2Ti. 3:16
  • Cooperación – Fil. 1:5; Filemón 17
  • Sacrificio: llevar las cargas de los otros – He. 13:16; 2Cor 8:2; Gá. 6:02
  • Escuchar (y preguntar, no sólo informarnos) – Hch .2:42
  • Aliento – He. 3:13, 10:24-25
  • Oración – Fil 1:3-5; Mt 18:20; Stg. 5:16
  • Poco apegados a las cosas : no estamos al control – Hch. 4:32
  • Inclusión – Ro. 12:5; Ro.12:10
  • Efectividad: toda la Comunidad – 1Co. 12:25; Ef.4:16
  • Transformación – en curso. La Comunidad es un elemento esencial para la transformación
  • Restauración – pasado, presente y futuro
  • Rendición de cuentas mutua – Col. 3:16; Ef. 5:21
  • Crecimiento: descubrimiento y aprendizaje permanentes – Ro. 15:14
  • Múltiples centros de influencia – sosteniendo holgadamente, liberando el «control»
  • Multilingüe
  • Multicultural e intercultural – Ro. 12:5
  • Mayordomía – el cuidado de lo que Dios nos ha dado y de lo que Él está haciendo con nosotros y por medio de nosotros

(Los versículos proporcionados no son «textos probados» sino que son recursos para la reflexión y el estudio).

05/2021 Europe,Asia,Africa,Americas

‘JUCUM tiene gente’… y una gran visión

Hace varios años, David Hamilton estaba realizando entrevistas en vid...

Read more

04/2021 Africa, Americas, Asia, Europe

El Foro de Comunicaciones de Europa se Globaliza

No todas las 120 organizaciones de la Alianza Global Wycliffe tienen e...

Read more

05/2021 Asia-Pacific

Más que Recaudar Fondos: Evento de fortalecimiento de Las Alianzas en Asia-Pacífico

Un nuevo evento de financiación de varias agencias en Asia logró muc...

Read more