La traducción oral de la Biblia avanza hacia la vanguardia

Ninguna conversación sobre el movimiento global de traducción de la Biblia estaría completa sin mencionar la traducción oral de la Biblia y su impacto. La TOB surgió de la narración oral de la Biblia y es el eje estratégico en el plan de conseguir que toda lengua viva obtenga la Escritura rápidamente.

En primer lugar, veamos algunas breves definiciones:

La narración oral de la Biblia (NOB): es una actividad que involucra el uso de las Escrituras con el objetivo de presentar la Biblia a los oyentes. Se diseña, se aprende, se practica y finalmente se comparte un conjunto de narraciones basadas en las Escrituras.

Traducción oral de la Biblia (TOB): consiste en tomar un audio con las Escrituras en una lengua y grabar su traducción a otra lengua en un nuevo audio, a menudo sin necesidad de escribir.

Para este artículo hemos combinado una serie de correos electrónicos y entrevistas por Zoom en una conversación acerca de la traducción oral de la Biblia. Las voces incluidas son:

  • Swapna Alexander, consultora principal de traducción de la Biblia, la fe viene por el oír.
  • Bryan Harmelink, director de colaboración de la Alianza Global Wycliffe. Director for Collaboration
  • Youngshin Kim, un líder de JUCUM en entrenamiento de la TOB.

 

Abordemos esto de inmediato: ¿Existe algún tipo de competencia negativa entre los esfuerzos de la TOB y la traducción escrita tradicional de la Biblia?

Bryan Harmelink : Nadie que trabaje en TOB está tratando de establecer en el movimiento de traducción de la Biblia la idea de que la TOB es más importante. Pero hay personas que sienten que las necesidades de traducción pendientes van a satisfacerse a través de la TOB.

Bryan Harmelink

Algunas veces, la TOB es vista en la comunidad como un paso intermedio antes de pasar a la traducción impresa de la Biblia, ¿correcto?

Bryan Harmelink: Definitivamente. Y creo que habrá lugares donde hay restricciones para la distribución de las Biblias impresas en los que nunca habrá una amplia distribución de estas. En situaciones riesgosas, la TOB podría ser la mejor forma de acceder a las Escrituras. 

Pienso que, en la mayor parte del trabajo que se ha hecho en el mundo de la oralidad y de la traducción de la Biblia, ha habido una tendencia que por un largo tiempo solo significaba personas involucradas en la narración oral de la Biblia. En cierto sentido, avanzar hacia la TOB es impulsar la metodología de la narración oral de la Biblia a un nivel en que los resultados puedan verse como una traducción.

Bryan, has mencionado que hay una falsa dicotomía entre lo que conocemos como cultura escrita y cultura oral. ¿Puedes ampliar esa idea?

Bryan Harmelink: Hay una tendencia generalizada a establecer este tipo de contraste entre una cultura escrita y una oral. Y conozco algunos colegas trabajando en estas áreas están hablando acerca de la modalidad multimodo. Todos lidiamos con y vivimos entre cosas que se transmiten oralmente, cosas que se transmiten por escrito y otras cosas que son mucho más visuales.

En algunas sociedades, aun entre personas altamente alfabetizadas, todas las interacciones son esencialmente orales: la radio, los pódcasts, la televisión, la música y YouTube. Pero, aquí es donde vemos la multimodalidad, los medios digitales imponen y crean expectativas de modalidades múltiples. No obtendrás muy buenos resultados de YouTube si solo haces clics al azar; debes utilizar tu capacidad de leer para escoger los videos que quieras. Lo mismo con tu teléfono. Para encontrar ciertas cosas, debes tener un dominio específico de los textos, por así decirlo. Pero puede que prefieras que todo sea procesado de forma oral una vez que has encontrado lo que buscabas.

Cierta literatura ha caracterizado a las personas alfabetizadas como aquellas que pueden pensar en términos abstractos. Pienso que tenemos mucho que cuestionar sobre esta manera de pensar. Quienes no utilizan textos escritos también poseen capacidades y habilidades increíbles. Su capacidad para recordar cosas y para comunicarse son extraordinarias.

Siempre es difícil encontrar los términos correctos para referirse adecuadamente a los diferentes grupos de personas.

Swapna, en la conversación con Bryan para Global Connect mencionaste que has descubierto que la TOB conlleva un ejercicio espiritual, mientras que las traducciones escritas pueden llegar a ser más como ejercicios académicos. ¿Podrías explicar un poco más sobre esto? Sin dudas, la traducción escrita también puede tener un gran valor espiritual. Pero, ¿de qué forma la TOB ha sido distinta para ti como consultor?

Swapna Alexander: Primero, permíteme disculparme si de alguna manera insinué que los proyectos de traducción escrita no son espirituales. No fue mi intención. Lo que quise decir es que cuando nos apropiamos de un pasaje y lo interiorizamos, este nos habla de una manera diferente a cuando lo escribimos. Para interiorizar algo debemos prestarle mucha atención al contenido para reproducirlo oralmente como si fuera propio. Tenemos que apropiarnos del pasado y, en el proceso, nos identificamos con el contenido y lo llevamos a un nivel emocional.

Uno de los comentarios más tristes que he escuchado de un traductor hace mucho tiempo fue: «Estoy traduciendo la Biblia, pero no siento nada espiritualmente. No me siento edificado de ninguna manera». Compartí el comentario con una traductora principal y me dijo que era cierto, pero que la TOB sí le producía un impacto. Yo estaba impresionada ya que mi experiencia era muy diferente. Los traductores de nuestro equipo estaban realmente involucrados con el contenido, tanto intelectual como emocionalmente. Yo le atribuyo esta diferencia a los elementos orales que tenemos en nuestro proyecto. Uno de nuestros traductores con los que trabajé en TOB me dijo: «Cuando interiorizamos las historias, nos involucramos y llegamos a ser parte de ellas. Es una experiencia placentera».

Cuando escucho una TOB, puedo escuchar el corazón del traductor a través de ella. Es como si me estuviera contando su propia historia. A los traductores mismos les sorprende la respuesta de la gente.

Bryan Harmelink: En cierto sentido, lo que ves es que, a través de las metodologías utilizadas en las TOB, la gente se puede involucrar con las Escrituras de forma más inmediata. Es más, es todo lo contrario a lo que tradicionalmente hemos visto de traducir para que luego la gente se involucre con las Escrituras. En el proceso de la TOB, y al igual que con la lengua de señas, se debe debatir mucho sobre las preguntas que necesitan respuesta para poder traducir. Por ejemplo, cuando lees: «Jesús lloró», el texto en sí no implica ninguna emoción. Es decir, sí tiene una palabra que indica una emoción; pero cuando lo traduces oralmente, no tienes opción más que darle algún énfasis emocional. De otra manera no sería una buena comunicación oral. ¿Y qué haces cuando no sabes cuál fue el tono o la actitud con la que se dijo algo?

Se tienen que discutir muchas cosas como estas cuando vas a producir un producto audible. Una traducción impresa no siempre lo requiere.

¿Estamos acaso viendo un cambio en las prioridades de traducción en algunas comunidades?

Bryan Harmelink: Esta idea de cambio de prioridades es muy viable. Uno de los objetivos con los miembros de una comunidad es que se comprometan con la Escritura; por ejemplo, que se comprometan con la historia de Jesús y Lázaro, Y de esa actividad para hacer que se comprometan con la Escritura, puede surgir la traducción con mejores fundamentos para entenderla debido al nivel de compromiso con la Palabra. En ese aspecto, esto permite mucho más compromiso espiritual con las personas en el proceso de traducción.

La gente ve el valor de las narraciones orales de la Biblia como un paso intermedio hacia lo impreso. La narración oral de la Biblia fue una manera más inmediata para que las personas tuvieran acceso a la Escritura. Y creo que a eso se refiere Swapna; todas las conversaciones y debates que son parte del proceso de la traducción oral de la Biblia son mucho más que experiencias espirituales para los participantes, es más que un grupo de personas que son capaces de hacer traducción escrita mientras otros esperan a que la traducciòn esté disponible.

¿La TOB puede funcionar para secciones no narrativas de la Biblia? ¿Cómo sería, por ejemplo, el libro de Romanos? ¿Y los pasajes en algunas secciones de Éxodo donde Dios da sus instrucciones para construir el tabernáculo?

Swapna Alexander: Yo diría que sí es posible traducir oralmente secciones de la Biblia no narrativas porque la gente habla todo el tiempo y lo hace en diferentes géneros, no solo el narrativo. Entonces la clave para traducir oralmente diferentes géneros está en identificar el género y sus funciones, y luego comprender el contenido (lo cual no es fácil en las epístolas paulinas). Una vez que el asesor de traducción sigue los dos pasos anteriores, debe comunicarle esto a los traductores de manera creativa y efectiva.   Bryan Harmelink llama a esto «descubrimiento del significado conversacional».

Mientras traducimos el libro de Romanos, podemos empezar hablando acerca de los argumentos y de la lógica de Pablo, discutir el contexto y aun hacer una dramatización. En un proyecto en el que trabajé, decidimos incluir otros personajes que cuestionan a Pablo preguntando cosas como: «¿Y entonces? ¿Podemos seguir pecando hasta que la gracia abunde?». Y Pablo responde: «¡De ninguna manera!». Esto nos ayuda a interiorizar mejor Romanos.

Todavía no he trabajado en grupo con Éxodo, pero yo empezaría hablando sobre como construir una casa, muebles, etc., me enfocaría en el texto que explica el procedimiento, luego hablaría del contenido del pasaje, hasta lo dramatizaría para hacerlo memorable y clarificar los verbos, y después lo traduciría oralmente. No es fácil y requiere mucho trabajo, pero se puede hacer. Y no solo se puede hacer, seguramente también se puede traducir mejor.

Bryan Harmelink: Esa es una pregunta muy común. Pero algunas veces me pregunto si no es una reacción de alguien que está principalmente alfabetizado y orientado a la impresión. Es muy fácil para aquellos que tenemos esas tendencias, a no reconocer la memoria increíble que tienen quienes viven en un mundo de narrativa oral.

Quienes consideramos que tenemos pensamiento culto, tenemos que apropiarnos de todas estas metodologías de la TOB para ayudar a la gente a memorizar, interiorizar y recordar.. He escuchado comentarios sobre algunas personas que han sido entrenadas así. Y son del tipo: «¿Por qué sigues repitiendo esto? Ya lo sabemos. Ya lo dijiste una vez. ¿Por qué lo repites tres o cuatro veces?».

Yo participé en un experimento con parte del libro de Colosenses, y fue muy desafiante. He sabido de otras personas que han trabajado con mucho éxito en las cartas de Pablo. Y hay personas que, por ejemplo, han interiorizado el libro de Gálatas y pueden reproducirlo y expresarlo en su totalidad de manera oral. Es posible, pero tienes muchos desafíos que no encuentras en la historia.

Mi esposa me contó acerca de una familia. Un hombre había encontrado una tarjeta de béisbol que tenía desde niño. Él se impresionó de poder repetir de memoria, cada una de las estadísticas del jugador de esa carta que había visto años atrás. Con esto no estoy diciendo que todos los comunicadores orales son como una grabadora digital que lo repite todo. Ahora bien, muchos tienen una capacidad increíble que casi no creemos que sea posible, ya que pensamos que si nosotros no podemos hacerlo, nadie más lo puede hacer.

¿Qué crees que explica el impulso de la TOB en los últimos años?

Bryan Harmelink: Creo que una pieza importante es, la fe viene por el oír y el desarrollo del programa Render. Aunque han existido limitaciones con el programa, las nuevas versiones serán mucho más flexibles y fáciles de usar, que es lo más común.

En el año 2018, formamos un grupo multidisciplinario para hablar sobre algunas de estas cosas. En este grupo no queríamos imponer o hacer que todos siguieran la metodología que estábamos discutiendo, sino formar un grupo multidisciplinario para tener una buena conversación acerca de qué significa la traducción oral de la Biblia. Pensé que tal vez habría unas ocho o diez personas interesadas en participar. ¡Pero se presentaron treinta! Y, probablemente, muchas de las alianzas y conexiones que surgieron de esa semana juntos, no habrían surgido de otra forma.

Otro factor de interés ha sido JUCUM. Ellos están interesados en esto desde hace unos 20 años. Hoy, 27 de septiembre, es el primer día de lo que ellos se refieren como «la mega escuela de TOB». Hay cinco ubicaciones participando simultáneamente en la escuela.

Youngshin Kim

Youngshin Kim, JUCUM: Contamos con 80 estudiantes y 12 equipos de 16 nacionalidades distintas que están participando. Tenemos cinco países: Papúa Nueva Guinea, EE. UU. (Kona, Hawái), Nigeria, Sudáfrica y Suiza. Tuvimos un buen comienzo con un gran panorama: la visión de toda tribu y nación y de lo que Dios esta haciendo a través de JUCUM. Loren Cunningham (fundadora de JUCUM) alentó a los estudiantes a apoderase de esta tarea y enfatizó el significado de la Biblia a nivel local. Esta iniciativa podría llevar a un gran avivamiento espiritual en el mundo. 

Creo que al menos el 70% de los estudiantes están entre los 20 y 30 años. ¡Esto, sin duda, me hace ver cuánta gente joven hay en la escuela!

¿Hay otros factores que contribuyan a este impulso de la TOB?

Bryan Harmelink: Tal vez solo darse cuenta que no se trata de acelerar las cosas, sino de la posibilidad de que la Iglesia acceda a la Escritura de forma más inmediata para así poder llegar a más gente. Y a veces, ni siquiera se enfocan mucho en grabar audios ya que prefieren tener gente en las iglesias que luego vayan de un lugar a otro y cuenten acerca de los pasajes de la Escritura. Y puede que las iglesias, las actividades de discipulado y el evangelismo prefieran tener gente que relate historias en lugar de versiones grabadas en audio, a pesar de que las versiones en audio constituirían una parte importante de lo que se trabajaría en el proyecto. Esta es una manera más directa e inmediata de utilizar la Escritura en la iglesia.

Creo que eso es parte del entusiasmo. Algunas personas han hablado acerca de como el método de traducción oral permite que nuestras traducciones escritas sean más naturales. No estoy convencido de que este sea realmente el punto. La cuestión fundamental para mí, es que, independientemente de que la traducción se lleve a cabo de forma escrita, oral, a través de audios o lengua de señas, es mejor si está basada en el entendimiento meticuloso que tengamos de la Escritura a traducir. Si el traductor no se asegura de entender de qué estaba hablando Jesús, su traducción probablemente no transmitirá del todo la idea que Jesús quería transmitir.

Y no es que comprendamos totalmente cada sección de la Escritura, sino que podemos desarrollar entendimiento a través de múltiples escuchas, lecturas, discusiones y toda clase de preguntas. Una mejor traducción dará como resultado un mejor entendimiento del texto bíblico. 

En cierto sentido, parece simple. Pero a veces siento que los traductores se hallan frente al paratexto y comienzan en el capítulo uno, verso uno, antes de tener una idea de qué van a abarcar. Entonces, mientras desarrollemos un entendimiento más holístico acerca de, por ejemplo, la relación de Pablo con los creyentes de Filipos, mejor será la traducción de Filipenses. Esas cosas no se ven en las partes literales de esos libros, sino a través de un entendimiento más holístico de las cosas que ni aún el libro en sí menciona. Pero conocemos acerca de la relación de Pablo con ellos o de la salud de la Iglesia en ese lugar y otras cosas. Pienso que hay un gran potencial en algunos de los procesos de la TOB que hasta fortalecerían las prácticas de la traducción escrita.

 

Historia: Jim Killam, Alianza Global Wycliffe

Las organizaciones de la Alianza pueden descargar las imágenes de este artículo.

 

Historia relacionada: A través de los ojos de un consultor: Un vistazo de la traducción oral de la Biblia

Los desafíos y las bendiciones de la pandemia

Los desafíos y las bendiciones de la pandemia de...

Read more
Duncan Kasokason

Se abre un camino 

Duncan Kasokason, el primer consultor nacional de traducción bíblica de la Asociación de traducción de la Biblia de Papúa Nueva Guinea, cuenta cómo alcanzó este logro y sobre su deseo de ayudar a capacitar a otros traductores. 

Read more

A través de los ojos de un consultor: Un vistazo a la traducción oral de la Biblia

Evelyn Gan se desempeña como consultora de traduc...

Read more